Compartir


El proceso natural de una epidemia como la gripe española, la gripe aviar, o incluso la peste, contiene un inicio, una expansión mortal y, o bien se encuentra una cura o una vacuna, o bien se intenta contener en un área concreta o, sencillamente, desaparece.

Contagio” muestra cómo se produce este desarrollo en nuestra sociedad actual y cómo lo afrontan distintos individuos, representativos de varias facetas, públicas y privadas, decisivas en ocasiones, expectantes en otras y, a veces, víctimas.

Parte Oficial
OMS, CDC, ejército, políticos. Como en el resto de la película, importantes actores se han sumado al proyecto para personificar estos decisivos cargos oficiales. Laurence Fishburne es el Dr. Ellis Cheever, la persona que se presenta al CDC ante las cámaras de la prensa, ante las preguntas de los ciudadanos y ante las presiones de sus jefes y otros encargados de instituciones médicas internacionales. Nos muestra la difícil posición de la organización que es responsable de identificar y resolver el problema. Junto a la figura oficial, que se ve obligada a tratar a los pacientes como números, vemos que también tienen familia, impulsos e intereses propios.

Kate Winslet es la Doctora Erin Mears, que hace el trabajo de campo de la CDC. Entrevista a pacientes, investiga el terreno, negocia con los políticos las decisiones en cuanto a infraestructuras para pacientes, sobre qué decir a la prensa públicamente, etc.


Marion Cotillard es la Doctora Leonora Orantes, encargada de investigar el posible origen asiático de la enfermedad y quien debe tratar con dirigentes y científicos de la zona para ver si finalmente al mundo se le dice que es Asia la “zona cero”, así como para investigar las posibilidades de propagación hacia el resto del mundo.

Parte Científica
Jenifer Ehle es la Doctora Ally Hextall, la responsable norteamericana de buscar el origen animal del virus, una posible prevención y un método de cura o contención. Totalmente anónima de cara al mundo, cualquier noticia, positivoa o negativa por su parte, la convertirá en primicia periodística. Es la representación más técnica de la película, por lenguaje y comportamiento, a la vez que también la más comprometida.

Elliot Gould representa al Doctor Ian Sussman, la experiencia personificada, la muestra de que es necesario tener conocimiento del pasado y la gallardía de épocas anteriores para saltar los pasos cortos y excesivamente limitados de la burocracia médica actual.

Parte Informativa
Prensa tradicional: Monique Gabriela Curnen es Lorraine, la típica periodista local de prensa escrita, buscando nuevas noticias y con presupuesto mínimo para pagar a las fuentes. El conservadurismo profesional se traslada a un fracaso también personal, en el único caso de justicia poética de la película.

Prensa digital: Jude Law es Alan, bloguero freelance que lleva su palabra (y opinión) a los millones de visitantes únicos diarios de su web. Extremista, algo paranoico y totalmente dedicado a la causa, lucha por destapar lo que él considera una conspiración del gobierno, así como para demostrar el poder de difusión de Internet entre la sociedad.


Televisión: es mostrada en “Contagio” como un circo, con domadores como presentadores y payasos en forma de tertualianos.

Parte Personal
Matt Damon es el marido de la paciente 0, es decir, aquella víctima que es la primera conocida en manifestar síntomas de la enfermedad. Ha perdido a su mujer (Gwyneth Paltrow) y a su hijastro, sólo le queda su hija adolescente. El sufrimiento de la pérdida es acompañado por miedo a que su pequeña se infecte. Sigue las normas gubernamentales y las refuerza con lo que su sentido común le dicta. El objetivo, sobrevivir.


Sanaa Lathan es la esposa de un importante cargo de la CDC y cuenta con la ventaja de que si se halla cura, ella será de las primeras en obtenerla, pero a cambio debe sufrir una existencia de envidias, acusaciones y, por si fuera poco, cualquier acción que tome rebotará en su marido con consecuencias devastadoras.

John Hawkes es el encargado de la limpieza en las instalaciones del CDC. Vive en una chabola con su hijo, que padece déficit de atención. Depende de las decisiones del Gobierno para sobrevivir y es el último de la cola en recibir ayuda.

Parte Cinematográfica
Steven Soderbergh nos muestra una película dramática, con una hipótesis basada en una realidad. Aquí no hay grandes devastaciones, no hay exceso de acción, no desaparece la humanidad ni mucho menos se convierte en Zombieland. Tan “sólo” muestra qué pasaría si en un planeta de 7.000.000.000 de personas, una imparable epidemia segase la vida de unos pocos millones.

Desde luego, una película de tanta profundidad no transmitiría veracidad sin las sobresalientes actuaciones de sus protagonistas. Fishburne y Damon están inmejorables aún alejados de sus típicos papeles de acción. Lamentamos no disfrutar más de Paltrow (paciente 0), pero en la parte femenina Winslet resuelve la situación de forma estupenda. Cotillard y Ehle son algo menos creíbles, pero en el conjunto dan buena sensación en sus respectivos papeles.

Por último, Jude Law y Gould, fantásticos, como siempre.

Todos ellos están acompañados por una Banda Sonora ecléctica e intensa, tan desgarradora como la propia ficción que se retrata. Colores apagados con tintes de quemado forman la imagen de escenas principalmente urbanas, alternadas con interiores de laboratorios e instituciones oficiales. “Contagio” nos ofrece como film una entretenida visión trágica de una posible epidemia y nos deja varias preguntas para plantearnos.

¿Actúan acorrectamente las instituciones médicas y gubernamentales ante una devastación así?

¿Es reprochable la actuación de quienes tienen que decidir entre salvar a sus seres queridos y a montones de ciudadanos desconocidos si se rigiesen únicamente por sus valores profesionales?

Y en una situación que podría afectarnos a todos, como si de una involuntaria lotería mortal se tratase, ¿cómo actuaríamos si la gente a nuestro alrededor comenzara a contagiarse y a morir, pudiendo ser nosotros los siguientes?

¿Qué opinan los actores?

Valoración: 7/10

Lo mejor: Su principal baza es el gran elenco de actores. Que la historia pueda hacerse realidad añade tensión al espectador.

Lo peor: Los ávidos de acción verán insatisfechas sus expectativas. La trama asiática es muy importante éticamente hablando, pero apenas trascendente.

Alternativas: “Estallido” ha sido una de las mejores películas en cuestión de enfermedades contagiosas. Shyamalan también ofreció su particular visión de una peidemia imparable con “El Incidente”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here