Compartir
Agar.io: Déjate contagiar

Agar.io: Déjate contagiar

En Estrenos Cinema somos fans de todo lo que tenga que ver con infecciones, contagios, epidemias y cosas similares que se transmiten entre personas, monstruos, alienígenas… Ciencia ficción, terror o pura acción científica son bienvenidas siempre entre nuestras líneas. Pero no nos habíamos parado a disfrutar de su más infinitesimal parte, la de las células que provocan esta expansión y que están en continuo crecimiento. ¡Es así como hemos conocido Agar.io!

En la web País de los Juegos hemos tenido la oportunidad de probar Agar.io (puedes jugar tú mismo aquí), un juego lanzado este verano de 2015 por su creador Zeach y que se ha vuelto completamente viral por lo sencillo, adictivo y apasionante que resulta.

Agar.io tiene, como todos los juegos de éxito y las películas más aclamadas, una base argumental sencilla. Eres una célula y tu misión es recorrer el terreno absorbiendo nuevas células y haciéndote cada vez más grande.

Agar.io: Déjate contagiar

Una idea tan “simple” ha sido plasmada con tanta eficacia que el juego se vuelve absolutamente irresistible. Conforme vas haciendo crecer tu célula tu hambre no te deja parar y cada vez quieres ser más grande. Sin embargo, no estás sólo, miles de jugadores de todo el mundo (puedes escoger la zona en la que juegas) se enfrentan por seguir creciendo más que tú. ¡Y lo que es más importante, podéis comeros entre vosotros!

El enfrentamiento entre células se basa en el principio de “el grande se come al pequeño”, así que si el tamaño de tu célula es mayor que el de una célula rival, ¡no lo dudes y ves a por ella!

Agar.io esconde unas posibilidades de estrategia notables, que es lo que ha motivado a miles de youtubers de todo el mundo a grabar sus partidas y, de esta forma, el juego se ha extendido como si de una epidemia celular se tratase.

Entre las estrategias presentes, está la de la velocidad, ya que cuanto más grande es una célula, más lenta se mueve. Por lo que una persecución entre células similares puede ser muy intensa. A su vez, el juego permite automultiplicarse, de esta forma una célula muy grande se puede convertir en varias pequeñas, que son arrojadas hacia los rivales para así seguir creciendo. Cuando tu ataque haya terminado, vuelve a absorber todas tus partes y recupera tu tamaño original, ahora algo más grande si has conseguido la victoria.

Como todo juego adictivo, el secreto de Agar.io también está en el enfrentamiento en posiciones contra los rivales. Ya juegues en solitario o por equipos, en todos los escenarios participan unos cuantos jugadores y en la esquina superior aparece el ranking de los 10 mejores o, lo que es lo mismo, los que más células han absorbido durante la partida. ¡Tu objetivo es ser el número 1! Apúntate a la moda de Agar.io y demuestra lo que sabes hacer con una “inofensiva” célula.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here