Compartir

guest5Los amantes del thriller hemos tenido un especial interés con la película The Guest, principalmente por los profesionales que están detrás, el director Adam Wingard y el guionista Simon Barrett. Estos dos son artífices del slasher de acción, Tú eres el siguiente, toda una sorprendente historia que trastoca el género y le aporta originalidad en la narración y estilo con personalidad propia.

En The Guest queríamos saber si tanto la originalidad como el estilo se han mantenido, de forma que será una constante de este equipo, o si bien han optado por hacer algo diferente, demostrando con ello versatilidad. Bueno, pues ha sido algo a medias.

guest3

Soldado amigo

En The Guest el soldado retirado David llega a casa de la familia Peterson para transmitirles las últimas palabras de su hijo, fallecido en combate. Él era un buen amigo del joven y le mandó que se pasara a comprobar que todo iba bien, por lo que se había presentado en casa de la familia directamente tras salir del hospital.

Todo correcto, la historia de David parece sólida, cuida de la familia como un buen amigo, pero pronto algunas de sus reacciones no son muy comedidas, los cadáveres comienzan a aparecer en la hasta ahora tranquila localidad donde vivían los Robinson y, por si fuera poco, cuando la hija mediana llama a la base militar donde se encontraba David para confirmar su historia, le notifican que había muerto en un incendio.

guest2

El estilo continuista que queríamos

The Guest mantiene el estilo de Wingard y Barrett. Una atmósfera realista, ciertamente sucia incluso con algo de grano en la imagen, casi imperceptible, planos cercanos y una acción sobresaliente. En esta nueva película, las escenas de peleas, tiroteos y accidentes son mucho más numerosas, aunque es un thriller el 90% del metraje, pero es que los fuegos artificiales del final y alguna que otra pelea callejera entre medias de la narración, nos transportan fácilmente a los films de los 80.

El aura de familia desestructurada se mantiene, con un marido cada vez más alcohólico, una madre tolerante hasta límites que sólo explica el amor, un hijo friki víctima de acoso en el instituto y una hija medio yonki.

guest1

David, interpretado maravillosamente por Dan Stevens parece un remanso de paz al lado de estos personajes, e incluso sus extremas medidas parecen aportar el equilibrio de justicia que tanto se echa en falta al exponerse la situación de la familia.

Todo acabará torciéndose, obviamente, pero antes la narración gozará de un ritmo marcado por canciones llenas de sintetizadores, sonido beat, disco y ciertas letras punk. Un auténtico recuerdo del pasado reciente que aporta la oscuridad que The Guest necesita, gracias a ese estilo único de la música de finales de siglo.

En cuanto a la originalidad, la vemos marcada por el planteamiento de quién y qué es David en esta trama, algo aún en debate hasta la última escena del film e, incluso, después de ésta ya que la película da de qué hablar.

guest7

Una heroína más realista

Igual que sucedía en Tú eres el siguiente, los personajes son los elementos más importantes del film. También como coincidencia, destacamos el papel de una mujer como heroína, la joven Anna, interpretada de forma correcta por Maika Monroe, quien será la primera en sospechar de las intenciones de David y, también, la que más activamente se oponga a su poder destructor. Pero el resto de personajes es digno de forjarse en estereotipos evolucionados hacia una complejidad total de la esencia del ser humano, difíciles de entender como pocos, aunque ciertamente algo predecibles.

También, como en la película que tanto adoramos Tú eres el siguiente, aquí los hombres son los principales culpables del caos y la destrucción que rodea toda la película. Al contrario que en ésta, ningún personaje femenino creará tensión violenta ni de traición, lo que remarca la fragilidad de la heroína y una absoluta ausencia de defensa para el resto de mujeres que se cruzan en el camino de David.

guest

Obviamente, es él quien más polémica proyecta, ya que su gran carisma en pantalla y por diálogo lo hace simpático, incluso en los momentos más atroces del film. Nos quedamos, por tanto, con este personaje, la acción desbordante de algunos compases y la banda sonora, como elementos que hacen recomendable su visionado. Pero en The Guest también hay fallos, es como si le faltara algo, como ver una película de Serie B de los 80 que te agrada, pero sabes que podría haber sido mucho más. Probablemente una ausencia de mayor explicación de la trama, a la vez que una complejidad más expuesta, dificultan asociarse bien con ella. Del mismo modo, la ambivalencia de géneros, desde el thriller más oscuro hasta una acción propia de films de Michael Bay, añade confusión al conjunto, al no saber cómo catalogar la película.

En todo caso, si el film no estás seguro de finalmente comprarlo, hazte al menos con la banda sonora.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here