Compartir
La Pirámide

Las antiguas maravillas del mundo siempre han albergado maldiciones que han perseguido a todos aquellos exploradores que han osado destapar sus secretos. Una de las más conocidas es la maldición del faraón, la cual se venga de todos los aventureros que profanen las tumbas sagradas de las pirámides.

En 1699, un barco polaco que transportaba dos momias fue perseguido por visiones espectrales y tormentas inhumanas. En 1803, cuatro miembros de una expedición entraron en la pirámide de Jafra (Kefrén) y nunca salieron. Y en 1922, la tumba de Tutankamón fue abierta y se desarrolló una serie de muertes espeluznantes entre el equipo de excavación.

Durante los siguientes 90 años, no se profanó ninguna tumba más. Hasta ahora.

Un equipo de arqueólogos de Estados Unidos está a punto de descubrir algo con lo que no contaban: una pirámide perdida como ninguna otra en el desierto de Egipto. Cuando abren el cerrojo de los aterradores secretos que están allí enterrados, se dan cuenta de que no sólo están atrapados allí dentro, sino que están siendo perseguidos.

Galería de imágenes

Carteles de películas

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here