Compartir
Las ovejas no pierden el tren

Las ovejas no pierden el tren

Luisa (Inma Cuesta) y Alberto (Raúl Arévalo) se han visto abocados a irse a vivir al campo, pero la idílica vida rural enseguida empezará a mostrar su cara menos amable. A pesar de que la pareja no atraviesa por sus mejores momentos, Luisa está obsesionada con tener un segundo hijo, aunque el precio sea el sexo más apático imaginable. Quien ni se plantea pisar el campo es Juan (Alberto San Juan), el hermano de Alberto, quien con 45 años y periodista en horas bajas, sale con Natalia (Irene Escolar), una joven entusiasta de 25 años en la que ve una tabla de salvación, aunque no haya previsto las locuras propias de su edad. Por su parte la hermana de Luisa, Sara (Candela Peña), está acostumbrada a canalizar su ansiedad a través de los hombres, con quienes no acaba de encajar, hasta que aparece Paco (Jorge Bosch), un periodista deportivo que parece incluso dispuesto a llevarla al altar. O eso cree ella…

Las ovejas no pierden el tren es un pequeño manifiesto de la nueva vida cotidiana, un retrato de familias actuales. Una comedia de personajes que buscan su camino, divertida y optimista, en la que sus protagonistas, ante las distintas crisis que viven, tratan de zafarse de la manera más creativa y sorprendente posible.

Galería de imágenes

Carteles de la película

Fotografías: José Haro

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here