Compartir

Calvary

El padre James (Brendan Gleeson) –personaje principal de Calvary–, es un buen sacerdote que se enfrenta a una angustiosa situación provocada por uno de sus feligreses. Aunque sigue reconfortando a su frágil hija (Kelly Reilly) y ayudando a sus fieles en sus diferentes problemas, tiene el presentimiento de que una fuerza siniestra se le aproxima y comienza a preguntarse si tendría el valor de hacer frente a su propio calvario.

Calvario.Sustantivo. Plural, Calvarios.
1.(a menudo, en minúsculas) una representación escultórica de la Crucifixión,habitualmente levantada al aire libre.
2.(en minúsculas) una experiencia u ocasión de intenso interrogatorio o transformación mental a través de la angustia.

Calvary, el drama siniestramente cómico de John Michael McDonagh, comienza con una audaz amenaza. En una pequeña parroquia irlandesa, en mitad de su confesión, un hombre le dice al padre James, el cura del pueblo–que goza de merecida fama de persona de buen corazón–, que debería poner en orden todos sus asuntos ya que el mismo penitente planea asesinarlo el domingo siguiente: así comienza un misterio previo a un asesinato. A lo largo de los siete días siguientes, el sacerdote marcado recorrerá su feligresía –cuyos miembros están devorados por las dudas– desagraviando y reuniéndose con los distintos sospechosos hostiles que parecen estar en todos los rincones de la aldea: desde un cáustico, agnóstico y dogmático doctor, pasando por un especulador financiero corroído por la culpa, que tiene una “propuesta comercial” para el sacerdote, hasta un esposo celoso y un novio infiel que no desea ser juzgado.

A medida que va entrando en contacto con una amplia representación de sus feligreses, cada uno de los cuales puede tener motivos –justificados o no– para querer vengarse de él, un ambiente cada vez más siniestro parece ir cerrándose en torno al padre James.Sin embargo, con el enfrentamiento dominical aproximándose rápidamente, el sacerdote se encuentra no sólo haciendo frente a los desconcertantes límites de la fe moderna y a su propia e inminente mortalidad, sino también dándose cuenta de la fortaleza que halla en la práctica, perdida, de la gracia, el perdón y la humildad.

Galería de imágenes

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here