Compartir
Scream 2

Scream 2Tanto si ya sales con esa cinéfila de tus sueños como si el chico amante del séptimo arte todavía no te ha dicho claramente que le gustas, ir al cine puede ser una excelente ocasión para conocerse mejor e iniciar algo que podrá ser más que una bonita y duradera amistad.

Sin embargo, ir con la pareja al cine no está exento de inconvenientes. Es un lugar cerrado, oscuro y en el que no se puede hablar, por lo que la experiencia podría convertirse en unos 90 minutos aburridísimos, si no se pone remedio.

Te presentamos estos 6 ¿incuestionables? trucos para que ir al cine con una reciente (o futura) pareja sea algo repetible, cuanto más, mejor. Dejamos claro que ambos sexos pueden participar en cada uno de estos trucos:

1) Nada de horas golfas. Te encanta ir a las 12 o a la 1 de la madrugada al cine con  los amigos, pero con la pareja puede que no sea la mejor opción. Salir muy tarde del cine impedirá una posible charla animosa sobre la película y precipitará que cada uno se vaya a su casa, dejando para el otro día lo que podría ser una velada estupenda.

2) Nada de pelis raritas. Sí, a nosotros también nos gusta la 5ª entrega de esa serie de cine mudo de ese director finlandés. Y, es verdad, nada como ver la décima parte de naves espaciales vs. extraterrestres, pero no son las mejores opciones para ver al principio en pareja. Ya habrá tiempo para que se acostumbre a sus excentricidades. Apuesta por una peli de terror suave o slasher tipo Scream o una comedia romántica con toques picantones. El éxito está asegurado y no sólo en taquilla.

3) Sugiere un menú a medias. Es época de crisis y de prácticas políticamente correctas. Tanto invitar a todo como ser invitado no están bien vistas, por lo que una buena opción es que, cuando cada uno se haya pagado la entrada, sugerir un menú a medias. Además supone compartir algo posiblemente por primera vez entre los dos. Si sugieres pagarlo tú y él o ella no insiste, apechuga con el pago que no es para tanto.

4) No compres entradas 3D. La principal razón es que ponerse esas gafas minimiza considerablemente cualquier acto de hablar durante la película (aunque no se deba sabemos que estás deseando hacerlo), puede hacer sentir a la otra persona ridícula si sufre de timidez y encarece el precio de la entrada quizás más de lo que se pensaba.

5) Ves a los servicios antes de entrar. En el pasillo previo a la sala de cine hay mucha gente y curiosidades, es el mejor momento para que la pareja espere unos minutos mientras descargas necesidades fisiológicas en los servicios del cine. Nada puede ser peor que a mitad de película tener que levantarte y dejar a tu pareja como si hubiera ido sin acompañante.

6) Lleva chaqueta o una camisa de manga larga por encima. Un truco genial sobre todo en tiempo veraniego o primaveral. En las salas de cine normalmente el aire acondicionado está a tope. Sobre todo las chicas optan por ropa muy ligera que descubra su cuerpo sexy, pero se quedan heladas en medio de la película. Todo un gesto de caballero el poder ofrecerles ese calor. Si tu caso es el de una chica, nada más atrevido como sugerir a tu acompañante cubriros ambos con la misma prenda. No dirá que no.

Fotografía: Scream 2 – Scream movies

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here