Compartir
The Collection

The CollectionThe Collection y su primera parte, The Collector, tuvieron ciertos problemas de distribución nacional lo que nos imposibilitó poder verlas en cine. Gracias a la edición que Cameo pone en alquiler el 9 de Abril de 2014 y de la que nos ha concedido una muestra, hemos tenido la oportunidad de visionar esta joya de secuela que mezcla slasher, trampas y enemigos icónicos.

La película tiene una gran baza, sin duda, que es el hecho de que a los 2 minutos sorprende al espectador con una escena alejada del susto fácil, y a los 15 minutos muestra, sin aviso, sin preámbulos, sin despeinarse, una de las matanzas más brutales, llamativas y cuantiosas de la historia del cine. La vi con la boca completamente abierta sin creerme la sucesión de imágenes ante mis ojos, hasta el punto de que tuve que rebobinar para analizar mejor cada fotograma.

The Collection

Los creadores de The Collection tienen en su currículum nada menos que varias continuaciones de Saw, por lo que la aparición de trampas era algo previsible. Si además les dota de cierto estilo propio de la época de la Inquisición cobran algo más de realismo y efectividad gráfica, que siempre se agradece.

Pero a pesar del comienzo y de la brutal escena inicial de la discoteca, es el villano quien más nos ha llamado la atención. Al ver la película no hemos podido evitar rememorar escenas y comportamientos del mismísimo Jason de Viernes 13. Un tipo corpulento, con la cara tapada y que, a pesar de no tener en su haber nada sobrenatural (salvo que se explique en futuras entregas), si hacemos uno de los versus que tanto nos gustan tipo Jason vs. The Collection, realmente vemos posibilidades en el mortal.

The Collection

En The Collector, este depravado asesino hacía la vida imposible a una familia en el campo y dejaba constancia de la razón de su nombre, dado que siempre coge a una de las víctimas para su colección privada.

En esta secuela, nos dirigiremos a su lugar de residencia, un hotel abandonado a las afueras de la ciudad, que en sus interiores guarda habitaciones que serían más propias del Infierno, con trampas increíbles, seres humanos convertidos en psicópatas desquiciados, animales sedientos de carne y sangre humana y, por supuesto, su tan perseguida colección de víctimas a las que, año tras año de tortura, ha terminado por guardarlas en la exposición más macabra que hemos visto en el séptimo arte.

The Collection

Repite protagonismo Josh Stewart como Arkin O’Brien, que ayudará a un grupo de mercenarios a rescatar a una de las víctimas, hija de un acaudalado ciudadano y, de paso, terminar con la vida de esta máquina de matar, si es que pueden.

Dos cosas deben aclararse para los fans del slasher. La primera es que esto no es una “torture movie”. No hay más que una sola escena de tortura, que dura apenas unos segundos y es mostrada de forma indirecta más para acojonar a la protagonista que para causar mella en el espectador. Por otra parte, el slasher llega a su nivel más típico con el grupo de mercenarios, principal obstáculo de la película para llegar a ser sobresaliente. Un grupo de conejillos de indias sólo sirve para salpicar la pantalla de sangre, pero ya no sorprenderán ni ayudarán a montar un guión redondo y completo.

A pesar de ello, ver The Collection es toda una experiencia. Con un sonido 5.1 y resolución de imagen en versión panorámica 16:9, lo mejor es apagar las luces, eliminar cualquier ruido o sonido exterior que distraiga y disfrutar de la sucesión de asesinatos, porque realmente son en su mayoría absolutamente sorprendentes y originales.

The CollectionTambién nos ha gustado la coreografía de acción. No falta en la película tiroteos con recortadas, pistolas y ametralladoras, bombas e incendios, peleas cuerpo a cuerpo y enfrentamientos con cuchillos. Es puro slasher de acción, una delicia para los sentidos de quienes no busquen, eso sí, ningún atisbo de thriller complejo. La historia no muestra más de lo que se puede esperar pese a ser una secuela, aunque el prolongado final hace posible la existencia de una tercera parte.

En interpretación destacamos a Stewart, que goza de la personalidad más compleja e incluso disfruta de cierta evolución. La chica en apuros, Emma Fitzpatrick (Elena) es más comparsa que directora y, aunque su papel no se limita al de la víctima que chilla sin cesar, tampoco es vital su participación.

La edición en DVD de The Collection para alquiler viene peladita de extras con un tráiler y las fichas técnica y artística, pero el metraje por sí mismo os aseguro que vale la pena. La recomiendo especialmente a los amantes del slasher y de films de acción oscura, porque el coleccionista es un ser sobrecogedor y tenebroso, pero que os dará esas macabras sensaciones de entretenimiento que tanto deseáis.

2 COMENTARIOS

  1. Es una verdadera pena que esta pelíucla se edite únicamente en DVD y no en Blu-ray.
    La verdad es que Cameo no sabe elegir los título que edita en Blu-ray.
    Afortunadamente, he podido hacerme con un montaje del Blu-ray de Estados Unidos con el sonido del DVD español.

    La peli está casi mejor qu ela primera, que ya era estupenda.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here