Compartir
Europe in 8 Bits

europe1

Entrevistamos a Javier Polo, director del documental Europe in 8 Bits producido por Turanga Films que trata sobre la Chip Music y cuya crítica podéis leer en Estrenos Cinema. Además os aconsejamos escuchar alguna de estas canciones de estilo inigualable.

Estrenos Cinema: La primera pregunta es la más obvia de todas, ¿por qué se escogió la temática chip music para el documental?

Javier Polo: Bueno, yo no conocía este movimiento, lo conocí gracias a un compañero de la Universidad, que es Culomono, que sale en la película y, bueno, me sorprendió mucho porque al principio no entendía muy bien qué era todo esto.

Él montó un concierto aquí en Valencia con varios artistas y fui por primera vez allí. Me encantó, me sorprendió la verdad mucho el sonido, también que realmente se hiciera música con los aparatos, no era todo un “acting”, realmente había algo ahí detrás.

En un primer momento, como todo el mundo que lo ve por primera vez, te imaginas que es algo superficial, más cómico, de forma que no te lo terminas de tomar en serio, pero me llamó la atención y me surgieron muchas preguntas y quise ir averigüándolas. Vi que no había mucha información en Internet y, como hacen ellos, el “do it yourself”, nos pusimos en marcha para ir averiguando y contactando con mucha gente, empezamos a hacer algunos viajes y la verdad que me encantó el movimiento cada vez más.

Empecé a considerarlos como genios por lo que hacían porque me di cuenta del valor que tenía el cambiar el curso de las cosas, una cosa que era para jugar se convertía en instrumento y me parecía que tenía mucho valor.

Luego entró la productora Turanga Films al año del proyecto, le gustó mucho y quisieron meterse con nosotros. Desde entonces hemos trabajado juntos Lina Badenes y yo levantando el proyecto.

EC: ¿Cómo de complicado es una investigación sobre una cultura underground?

JP: Ayudó mucho mi amigo para contactar con una gente que yo no sabía ni que existía. Al final sin embargo nos escribían ellos mismos para que fuéramos a entrevistarlos, hasta algunos nos pagaban el billete para visitarlos. Nosotros íbamos encantados y este comportamiento explica esa comunidad en la que unos a otros arriman el hombro entre ellos.

EC: ¿Este fenómeno del chip music hubiera sido posible sin la existencia de Internet?

JP: Probablemente no, habría surgido a nivel local, pero no habrían podido explicarlo a la gente, compartir tutoriales, se habrían aislado, como autistas. Gracias a Internet se comparte la canción, se escucha y se anima a hacer más, si no tienes feedback te vuelves loco y lo dejas, puede ser el primer movimiento musical o subcultura que nace gracias a Internet, micromusic.net ayudó mucho en ésto.

europe4

EC: Cada vez vemos más documentales sobre música electrónica, ¿a qué crees tú que se debe?

JP: Ahora mismo empezarán a aparecer cada vez más documentales de música electrónica porque somos la generación que ha potenciado este estilo de música al máximo. Han surgido movimientos y focos de atención en ciudades o países enteros como en Alemania, en Barcelona sobre Sideral, hay varios documentales sobre la ruta del bakalao en Valencia…

Igual que estos pequeños focos donde se centró una generación, en otros sitios de Europa también ha pasado y supongo que irán viniendo más en los próximos años porque han pasado cosas que han movido a mucha gente y son parte de nuestra generación y nuestra cultura.

EC: ¿Qué planes promocionales tenéis con Europe in 8 bits?

JP: Estamos en un punto intermedio, acabamos de estrenar la peli en Internet, se puede ver en Vimeo on Demand por 2€. Invitamos a la gente a ver el tráiler en nuestra web y si les gusta que vean el documental porque se divertirán y les resultará curioso.

En este momento también estamos yendo a algunos festivales como el Festival Internacional de Cine de Miami y a partir de él se pondrá en Internet para los usuarios de Estados Unidos. También iremos al Festival de Málaga y otros próximos festivales confirmados que iremos informando.

EC: Ya que está tan de moda, ¿tendremos secuela de Europe in 8 bits o remake con enfoque en Estados Unidos?

JP: Realmente da para más, tenemos más de 100 entrevistas aunque luego en el documental salen muchas menos, al final tuvimos que ir cortando. Si el proyecto fuera muy bien sacaríamos episodios de estas otras entrevistas gradualmente.

Obviamente yo he dedicado 3 años para esto y no puedes vivir anclado en un proyecto cuando a nivel financiero no te da para más, no es rentable hacer un documental (risas). Todo cambiaría si algún sponsor decide invertir en el proyecto.

Es un sacrificio pero al final más que en lo económico tenemos que ver lo aprendido. Hemos trabajado con la productora mano a mano, ha sido bonito, recibir la crítica de la gente, de los Festivales. Por ejemplo el estreno en Amsterdam fue emocionante, vinieron muchos amigos desde España y protagonistas del documental y fue uno de los  momentos más bonitos de mi vida. Pero al final piensas que has acabado un proyecto, estás satisfecho y vale la pena.

EC: A nivel de realización, ¿por qué crees que los desarrolladores de videoclips (como tú también lo eres) conseguís un ritmo distinto a directores más clásicos? Nos viene a la mente por ejemplo Guy Ritchie.

JP: Mencionas a Guy Ritchie y soy muy gran fan de sus primeras películas. Quizás sea por el ritmo porque en los videoclips el ritmo es importante, la estética, el look, tienes poco tiempo para contar algo.

En el caso de Europe in 8 bits, al ser un documental sobre música, la música tenía que tener mucho protagonismo, tanto las actuaciones en directo como las que estaban en off. Tiene un look videoclippero en cierta manera, también hemos jugado mucho con elementos visuales con la estética 8 bits de diferentes maneras, con animaciones, la música está seleccionada al dedillo y tiene un ritmo especial.

EC: Ahora que hablas de la música, en vuestra web anunciáis una banda sonora…

JP: Queremos sacar la banda sonora. Tenemos que hablar con todos los artistas, ver cómo distribuimos y lo ponemos a la venta, pero tengo que ir hablando uno por uno y ponernos todos de acuerdo.

A la gente le encanta la música del documental, quiere tenerla toda en un disco, yo el primero que quiere el CD en mi casa o en el coche porque todas las canciones me gustan y les tengo mucho cariño, me encantaría tener la banda sonora.

europe2

EC: ¿Qué puedes decirnos de algunos personajes entrevistados que se salen de lo corriente?

JP: Fue una experiencia total, son personajes muy variopintos y diferentes, ha sido un aprendizaje continuo y también nos hemos divertido mucho. Todos ellos comparten la rebelión contra el sistema, la incomprensión, la genialidad y virtuosismo. Cada uno se expresa de una manera, compone una música diferente y cada uno lo siente también de forma distinta.

Los más curiosos podrían ser Fela Borbone, que es un virtuoso que hace robots a través de un Amstrad con una filosofía de vida muy extraña y llama la atención. Memeo tiene una manera de expresarse diferente al resto. Kenobit habla mucho de la comunidad, invita a la gente, lleva a comer a sus amigos, y así es porque me invitó a su casa en Italia, en ella me invitó a pasta hecha por él, es un trozo de pan. Ralp destaca por lo que hace en su casa con todos los aparatos que tiene, los sintetizadores, cómo trabaja con una GameBoy para sacar sonidos de ella, trabajando siempre con 8 bits. Rakel Meyer por otra parte trabaja a nivel holográfico…

Todos ellos creo que son cada uno diferente por unas cosas, pero los que salen en el documental realmente merecen estar ahí, son verdaderos “cracks”.

EC: También utilizas en el documental la opinión de profesionales en psiquiatría y sociología. ¿Con qué objetivo?

JP: Intentamos mostrar a gente de fuera del movimiento, diferente, incluso prejuiciosa en cierta manera. La participación del psiquiatra nos ayuda a enfrentarnos a alguien en contra del movimiento, representar una sociedad que opinaría como él. No podemos pintar un mundo de color de rosa cuando han sido apartados, discriminados y ninguneados, nos viene bien como elemento de obstáculo y superación con el que lidiar.

Por otro lado sus conocimientos y especialidad sobre la materia ayudan a entender desde fuera lo que realmente es y hay detrás del chip music. Creo que es fundamental para entenderlo, teníamos más expertos como un científico para la diferencia entre 8, 16 y 32 bits que finalmente lo descartamos, pero en el proceso de investigación era importante conocer las disciplinas que toca un movimiento. Ellos (los profesionales) hicieron su propia investigación de la música, les facilitamos materiales y los dos se lo tomaron muy en serio.

EC: ¿Y qué reacción mostraron las propias productoras de las consolas que salen en el documental?

JP: Intentamos contactar con Nintendo y contactamos con Capcom y EA, de hecho los dos videojuegos que aparecen son de ellos. Con Nintendo no hubo manera pero creemos que les sorprenderá si algún día ven lo que se ha hecho con sus dispositivos.

europe6

EC: Y sobre los protagonistas del documental, ¿fueron todos jugones?

JP: Hay gente que se nota que tiene un background en los videojuegos, pero es tan solo un elemento más del movimiento, algunos personajes poco o nada tienen que ver con ellos o se han criado con ellos, algunos ni tenían consola cuando fueron pequeños.

Lo que comparten es la pasión por estas máquinas, por programarlas, algunos sólo por el sonido, otros por la rebelión en contra del sistema, los hay que defienden el reciclaje porque cojo algo que no sirve para nada y hago música con ello, para otros es una filosofía de vida…

EC: ¿Hablasteis con familiares y parejas de estos artistas?

JP: Hemos hablado con amigos, no con padres aunque al hablar sobre ello una vez montado el proyecto sí creímos que habría sido interesante. El sociólogo y el psiquiatra representan en realidad esta figura paternal, por lo que consideramos que sí está presente a través de ellos.

Respecto a parejas, conocimos a la novia de Ralp que sí conoce el movimiento, le gusta, ha intentado ella misma practicar con la Game Boy, etc. De hecho notamos que ser artista de la Chip Music genera admiración a la gente cercana, respeto, normalmente la reacción es de acercamiento.

EC: ¿Y vosotros habéis probado a componer algo?

JP: Yo he probado un poquito pero me está costando mucho (más risas), es complicado, se necesita tiempo, práctica y alguien que te enseñe, pero me gustaría sacar algo algún día.

europe5

EC: Para los fans, ¿existe algún planning de sesiones de chip music?

JP: En realidad no hay un planning establecido, funcionan mucho por colectivos por ciudades como París, Bilbao, Valencia, Barcelona, Sevilla, etc. Pequeños grupos de gente que promueven la fiesta. Cada 2 ó 3 meses se mueven para promover las sesiones, viajan entre ciudades, fomentan la cultura chip con talleres, instalaciones visuales y es todo muy colaborativo.

No obstante, esperamos con el documental que se rompan las barreras. Holanda por ejemplo es el país con más afluencia de público con grandes eventos con artistas de Estados Unidos y Australia, lo han convertido en algo de otro nivel, una fiesta más popular. En Italia, Inglaterra y Alemania también hay mucha actividad, aunque sin llegar a gran escala.

EC: Cuéntanos un poco sobre el premio Vimeo y los planes de difusión para Europe in 8 bits

JP: Es la primera vez que Vimeo otorga este premio, que consiste en elegir películas que hayan sido financiadas en crowfunding y nosotros hemos sido los primeros en ser elegidos. Esto obviamente nos va a ayudar mucho en la difusión y promocionar incluso a nivel mundial.

Además tras el estreno en Miami van a traducir la película en italiano, portugués y podremos aprovechar los millones de usuarios de Vimeo.

En España la situación ahora es muy difícil, por suerte los festivales nos han acogido bien y también ha sido muy importante para nosotros la compra del documental por parte de Canal Plus para emitirla en el futuro por uno de sus canales, el llamado Extra.

europe3

EC: Termina tú la entrevista, ¿algún mensaje para los lectores de Estrenos Cinema?

JP: Pues animo a la gente a ver Europe in 8 bits. Van a descubrir muchas cosas nuevas, se van a sorprender y algunos podrán recordar su infancia, todo lo relacionado con los videojuegos y desde luego con sus sonidos, pero sobre todo van a descubrir un mundo nuevo.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here