Compartir
La venganza del dragón

Lo cierto es que analizar todas las películas de Jackie Chan sería un trabajo realmente arduo y repetitivo, dado que el actor realiza films incansablemente y pocos tienen calado internacional. Uno de ellos ha sido La venganza del dragón que, sin realmente una promoción publicitaria destacable, al menos nos muestra una historia sobre inmigración de China a Japón, con la Yakuza de por medio, algo interesante.

Lo mejor de La venganza del dragón es su narración social. Cómo los inmigrantes de pueblos empobrecidos de China intentaban en los 90 llegar a las costas de Japón y, si conseguían llegar a las calles sin ser arrestados, se buscaban cualquier trabajo para subsistir. Algunos detalles son reveladores, como la espera de 48 horas desde la llegada hasta el contacto con las amistades en Japón para evitar sospechas, la venta de ropa y accesorios de moda de forma ilegal o incluso las tarjetas telefónicas, la cultura en los baños públicos japoneses o los clubs de alterne. El film se convierte en una verdadera joya documental del Japón de los años 90 en la que, de paso, se narra una historia de ascensión en la mafia.

Jackie Chan es Nick, uno de estos inmigrantes que, al ver que su ex novia del pueblo lo ha olvidado y pertenece a la Yakuza, decide pasar página y recaudar dinero para conseguir un documento de nacionalidad falso. Para ello comenzará con actos ilegales de estafa y compra venta de objetos, hasta que un enfrentamiento con los vietnamitas que controlan el Barrio Chino lo cruce con la Yakuza, de la que formará parte.

En general la historia no tiene mayor atractivo, las traiciones y lealtades irán motivando la evolución de los personajes, siendo el bueno de Chan el que menos la sufre pues, aún como asesino a sueldo, sigue mostrando una fidelidad hacia los suyos llena de ternura, hasta el último momento de la película.

De toda la trama es la relación con el inspector Kitano (Naoto Takenaka) lo más interesante, así como la amistad con su amigo Jo, que termina degenerando por las terribles situaciones a las que es sometido. Ni su ex novia, ni su novia actual, ni su relación con otros mafiosos es digna de mención y pasan totalmente desapercibidas hasta el punto de no aportar nada a la historia general.

La venganza del dragón se deja ver, es un thriller interesante con una acción mínima y un componente dramático mucho mayor que en otras producciones. Recomendada para los interesados en la cultura japonesa y el entorno social de la inmigración.

La venganza del dragón

Imagen póster: El blog de Eric Castelo

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here