Compartir
Alabama Monroe

Elise y Didier llevan juntos siete apasionados años. Recuerdan su amor a primera vista, su pasión, la música les acercó, el embarazo inesperado y la alegría de tener a la preciosa Maybelle. Un círculo completo de felicidad para una pareja muy poco convencional. Luchan juntos por la vida de su hija, y esperan que el amor no les abandone cuando más lo necesitan. El amor puede con el destino… a veces.

Comentarios del Director

El origen del proyecto
Alabama Monroe es una adaptación de una obra de teatro de Johan Heldenbergh. Johan es amigo mío y ha trabajado como actor en dos de mis anteriores películas. Me quedé estupefacto cuando vi la obra. La mezcla de historia personal y música, así como el tema (razón contra religión), me dejaron atónito. A Johan le interesa mucho la música y se entusiasmó cuando sugerí que la obra podía adaptarse a la gran pantalla, aunque prefirió no participar en la escritura del guión. Recurrí al guionista Carl Joos, pero tuvimos que volver a empezar un par de veces hasta encontrar la forma idónea debido a la complejidad de la historia.

Las dificultades del proyecto
Me preocupaba sobre todo que el guión no alcanzase la perfección de la obra. En un par de ocasiones, incluso me planteé si valía la pena seguir. Tampoco me va mucho el drama romántico. Además, en la obra hay muchos monólogos, algo nada cinematográfico, y está construida a diferentes niveles. Tenía la impresión de que nunca conseguiría adaptarla. Pero al final me dejé llevar por las emociones. La obra de teatro me había conmovido profundamente y este sentimiento me dio la energía suficiente para encontrar el método y hacerlo funcionar. También me pareció que al ser tan difícil la adaptación, la película acabaría siendo más interesante, más personal.

La estructura
La estructura de Alabama Monroe nació en la sala de montaje. Desde el principio tuve la idea de saltar a diferentes momentos de la vida de Didier y Elise, pero el concepto del guión era diferente del montaje final. Ahora bien, reconozco que me ha pasado con todas mis películas. El montador Nico Leuden, con quien colaboro desde hace mucho, es un auténtico mago contando historias, y mis películas se han beneficiado de su talento. Mi planteamiento es más emocional y menos narrativo; muchas cosas vistas en la pantalla no funcionan como en el papel y no me queda más remedio que replantearlas durante el montaje. Es una forma inevitable de mi modo de hacer cine.

El amor
La película va más allá del amor materno y paterno. Trata del amor entre dos personas muy diferentes y de la pérdida, de cómo dos seres que se aman se alejan el uno del otro a pesar de no desear hacerlo. La película muestra la dificultad que representa para los dos protagonistas, Didier y Elise, aceptar la enfermedad de su hija. Didier esconde su dolor detrás de grandes principios, grandes teorías. Elise huye hacia el simbolismo, la religión y la superstición. Entiendo que el dolor pueda llegar a ser tan abrumador como para que ciertas personas necesiten inventarse historias acerca de Dios y el paraíso. Sospecho que muchas personas se encuentran a caballo entre las dos posiciones.

Es la dualidad que existe en Elise y Didier. Mientras todo va bien, sus opiniones opuestas sobre la vida y la muerte nutren pullas bien intencionadas o, como mucho, son tema de discusión. Pero cuando la vida de su hija corre peligro, sus puntos de vista diametralmente opuestos les empujan a un clímax dramático porque Elise y Didier están destrozados por dentro.

Bluegrass
No es una casualidad que Didier y Elise toquen en un grupo de bluegrass. La música bluegrass forma parte íntegra de la historia y es la unión intrínseca entre todos los temas de la película, tales como la vida, la muerte, el nacimiento, Estados Unidos, la maternidad, la paternidad, la búsqueda del consuelo… La música también es lo que une a la pareja. Nos hemos esforzado para que los temas encontrasen su sitio en el guión de forma organizada y, por lo tanto, conferirles el mayor impacto dramático posible. En ocasiones, la canción es meramente narrativa y ayuda a contar la historia, o incluso se usa como elipsis. En otras, escogimos una canción porque subraya las emociones.

Durante la escritura del guión, incluimos algunas canciones de la obra de teatro, pero a medida que empecé a meterme en el mundo del bluegrass, se colaron otros temas en el guión. Bjorn Eriksson compuso todas las canciones y también es el autor de la banda sonora. En muchos aspectos, conocer a Bjorn fue muy importante para la película. Es un apasionado del bluegrass desde que tenía 16 años, es un tío genial. No solo influyó en el sonido de la película, sino también en la imagen. Bjorn dirigió las grabaciones y guió las interpretaciones de Veerle y Johan; nadie les dobla, lo cantan todo ellos. Bjorn toca la guitarra.

Los tatuajes de Elise
Los tatuajes fueron diseñados por Emy La Perla, una diseñadora de tatuajes de Bruselas a la que entrevisté durante el proceso de documentación anterior al rodaje. Fue un encuentro maravilloso. Aprendí mucho acerca de los tatuajes y me gustó su estilo, así que le pregunté si le apetecía diseñar los de la película. Se hablaba de tatuajes en la obra de teatro, pero en la película se convirtieron en un leitmotiv. Eran demasiado bonitos para no mostrarlos y darles un papel en la historia.

Alabama Monroe

Fecha de estreno internacional: 10 de Octubre de 2012
Fecha de estreno en España: 14 de Febrero de 2014
Director: Felix Van Groeningen
Actores: Johan Heldenbergh, Veerle Baetens

Escenas de Alabama Monroe:

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here