Compartir
The Berlin File

El cine asiático es una de las industrias con mayor auge en los últimos años, siendo las producciones coreanas las que más están sorprendiendo por la calidad que desprenden. En esta ocasión, el director RYOO Seung-wan ofrece con The Berlin File una historia de espionaje, menos sofisticada que la saga 007 y más cercana al estilo Bourne, por realismo en las tomas y en la acción, así como por fotografía e imagen, pues la película se ambienta en Alemania.

The Berlin File

Es difícil explicar The Berlin File sin desvelar alguna de sus subtramas ni traicionar los dobles perfiles de algunos personajes que juegan al contraespionaje. A grosso modo puede indicarse que la película trata sobre las relaciones entre espías de Corea del Norte, espías de Corea del Sur, cómo éstos temen la traición dentro de sus filas y qué sucede cuando grupos israelíes y estadounidenses, entre otros, entran en juego.

Con un componente mínimamente dramático y una seriedad abrumadora, Ha Jung-woo y Han Suk-kyu se convierten en protagonistas indiscutibles de una película de espías que lo tiene todo: tecnología moderna, estrategias de escuchas, chivatazos, tiroteos dentro y fuera de la ciudad, traiciones, amor y venganza.

The Berlin File

La factura del film es sublime, con unas tomas destacables en grises y crudeza ambiental, mostrando una Alemania gris, triste y deprimente. Por su parte, los efectos especiales están muy bien mostrados, sobre todo en relación a la pirotecnia de disparos de todo tipo. Como no podía ser de otra forma, los enfrentamientos con balística, terminan sin munición, tras lo que nos espera unos combates cuerpo a cuerpo, 1 vs 1 y 1 vs 2 bastante notables, destacando sobre todo los enfrentamientos en la huida de dos protagonistas y, cómo no, en el combate final.

The Berlin File

No obstante, no debe llegar a engaño suponer que es una película de artes marciales típica de Asia. RYOO Seung-wan ha logrado un film de alta calidad enmarcado entre la acción y el thriller sólo con una pequeña base de artes marciales. Con todo, es la interpretación de todos los actores lo que más nos sorprende, alejados de los aspavientos propios de este cine local, con una neutralidad en sus actuaciones que favorece la catalogación de “internacional” a un film que, realmente, lo merece.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here