Compartir

Nueva parodia de Paranormal Activity, esta vez con un tono de realismo y madurez inédito en este tipo de películas, lo que a su vez permite disfrutar todavía más de escenas tan surrealistas como divertidas.

Actividad poco normal trata sobre dos colegas, que comparten piso con un cretino que se está dejando alcohol y drogas, y que durante la celebración de una fiesta graban lo que ellos creen que es un fantasma. Con la ayuda de una de las invitadas, realizarán experimentos para ver si pueden descubrir qué sucede tras estos fenómenos paranormales. De paso si alguno de los dos consigue ligarse a la chica, pues mejor.

Escenas relacionadas con sexo, drogas, cachondeo y lo absurdo, se concatenan una detrás de otra provocando carcajadas en algunas secuencias y, como mínimo sonrisas constantes. Algunos momentos míticos son los de la chica inspeccionando la habitación del joven y notando todo “pegajoso”, los dos zumbados corriendo fuera de la casa (esto sucede varias veces) por miedo y por descontrol o el intento de ligar a la joven por parte de los dos utilizando el contestador automático.

Sorprendentemente el film disfruta de grandes efectos especiales que intensifican el realismo de la situación, pese a que en todo momento está claro que es una broma al espectador con el que se quiere jugar hasta el último momento. La interpretación por parte de todos los actores es más que correcta, sobre todo los dos protagonistas soportan con entereza la mayor parte del peso de la trama y de las escenas. No está muy claro si Billy, el cámara al que apenas se le ve unos pocos segundos, también vive con ellos, pero desde luego está en todo momento grabando escenas desternillantes.

El mayor acierto de los debutantes en dirección Scott Rutheford y Ben Peyser es satisfacer las dos tipologías de público, tanto los amantes del terror como los que prefieren comedia. De hecho algunas escenas serían terroríficas si no fuera por algún chiste o secuencia el doble de alocada que el espíritu que aparece o los objetos que se mueven.

Obviamente el tono de comedia no debe engañar a padres y tutores, los más peques pueden sentir tanto miedo como ver escenas algo fuertes, incluso aunque no las entiendan. Lo mejor es ver la película en pareja o con los amigos, rodeados de buena comida y bebida para pasar un rato tan espeluznante como entretenido.

Imágenes: Ghost Team One en Facebook

2 COMENTARIOS

  1. por dios, no le pueden dar 7,5 a esta pelicula DE MIERDA, es la peor que vi en mi vida la peor, una verdadera perdida de tiempo….

    • Hola, gracias por dejar tu opinión! Ahora puedes ya votar cada aspecto de la película o ponerle una nota en general, como prefieras. Estamos actualizando todas las críticas, disculpa que no estuviera antes esta opción en este film en concreto!

      Saludos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here