Compartir
Insidious 2

Insidious Capítulo 2 cuenta con varias generaciones de una misma familia que tienen que vérselas con espíritus, desde la abuela y los padres hasta los niños pequeños y un bebé. Incluso los cazafantasmas de la película son de distintas generaciones, unos más jóvenes y otros mayores.

El padre poseído
El padre de la familia es Josh Lambert, interpretado una vez más por Patrick Wilson, en la que supone su tercera colaboración con Wan. Sin embargo, el Josh Lambert de Insidious Capítulo 2 no es precisamente la misma persona que era en “Insidious”, según Wilson.

“Está literalmente ausente, porque está poseído. Nosotros sabemos que está poseído pero, ¿lo descubrirá Renai? Está estructurado como una historia policiaca de misterio, con un marido y una mujer que no se llevan bien, y ella intenta averiguar a qué puede deberse ello. Quiere creer a su marido, pero se está comportando de manera muy extraña”.

De hecho, el personaje de Wilson es tan diferente que es prácticamente como un papel nuevo para el actor, en opinión de Whannell. “Patrick tenía un papel muy bueno y lo pasó muy bien porque en realidad no está interpretando al Josh Lambert de la primera película y le gustó mucho. Lo disfrutó con ganas. Nunca tenía suficiente y contribuyó mucho a hacer que la película funcionara con ese personaje”.

Wilson admite que desde luego le encantó interpretar al padre de la familia Lambert bajo el control de un espíritu siniestro. “Para mí, esos momentos en los que soy el ‘Josh poseído’ y voy atravesando puertas y paredes son los más divertidos”, recuerda. “Es una gran liberación”.

Wilson confiesa que nunca fue un gran aficionado a las películas de terror que se regodeaban en la casquería, pero siempre le han gustado las que se centraban más en el elemento humano.

“Eran esas películas que no dependían de muchos trucos las que me aterraban de niño”, recuerda. “Eran historias humanas. Y eso es lo que me interesaba de esta película. Parece un drama adulto, presentado como si fuera una película de terror, que también tiene toques de humor. Para mí, ya sea una película de terror, de acción, una comedia, lo que sea, te tienen que importar las personas. Y, especialmente en una película de terror, tienes que estar de parte de los personajes, sobre todo cuando son una familia en peligro”.

El actor elogia a Wan por su capacidad para ir más allá de los tópicos del género y crear una cinta de terror que gira en torno a los personajes.

“Puede inventarse todos esos sustos y se conoce el género mejor que nadie”, afirma Wilson. “Es uno de los realizadores más creativos que tenemos. No trabajaría tanto con él si no opinara así, y tengo la suerte de que él también quiere trabajar conmigo. Sobre todo, entiende que, para que a la gente le importen los personajes, tienes que darles algo de tiempo; tienes que conocer su historia”.

La esposa perdida
La australiana Rose Byrne (“X-Men: Primera generación”, “La boda de mi mejor amiga”, “28 semanas después”) repite su papel de la mujer de Josh, Renai. Al principio de Insidious Capítulo 2  su personaje sigue muy afectado por todos los acontecimientos de la primera película y se está sumiendo en una depresión.

“Es literalmente el día siguiente y está al borde de un ataque de nervios”, explica Byrne. “Se ve metida en la acción y, por todo lo sucedido a su alrededor, se queda sin fuerzas, se esfuerza simplemente por no venirse abajo”.

En la primera película, apunta Byrne, Renai y Josh estaban unidos en su lucha contra los demonios que acosaban a su familia, pero ese ya no es el caso en Insidious Capítulo 2.

“Josh es quien está poseído en esta película pero, en las primeras escenas, actúa de manera más o menos discreta”, explica la actriz. “Se comporta de forma un poco extraña y resta importancia a las neurosis de Renai y su crisis nerviosa, pero poco a poco empieza a quedar cada vez más claro en la segunda mitad de la película. Esta vez, estoy realmente sola”.

Byrne plantea que lo que le interesó en un primer momento del proyecto fue la complejidad de la historia y de los personajes.

“Lo veía como un drama familiar que se convierte en un thriller y, para mí, como actriz, esa es sin duda la forma de conseguir que simpatices con la situación y se vuelva más real. Es desde luego más sofisticada que una simple película de miedo”.

Byrne también sabía la gran pericia que poseía Wan a la hora de asustar al espectador.

“La primera vez que vi ‘Insidious’, estaba aterrada”, recuerda. “Ni siquiera pude verla de noche; tuve que verla en mitad del día y, pese a que sabía lo que iba a pasar, seguía aterrorizada”.

La madre atormentada
Los cineastas también han recuperado a la candidata al Oscar® Barbara Hershey (“Cisne negro”, “Retrato de una dama”) para repetir su papel de madre de Josh y matriarca de la familia Lambert, Lorraine Lambert. La actriz señala que es la primera vez a lo largo de su distinguida carrera que la eligen para trabajar en una secuela de una de sus propias películas (al igual que Wilson y Byrne).

“Volver fue decididamente fácil, porque ya nos conocemos todos y ahora nos sentimos muy cómodos entre nosotros”, explica Hershey, que también interpretó a una mujer atormentada por un demonio en el clásico de 1982 “El ente”. “Tengo muy claro que contar con buenos actores y un buen guión permite a los espectadores implicarse más e identificarse con los personajes”.

“Siempre he pensado que si te importan las personas y te importa lo que les pueda pasar, es cuando realmente sientes miedo por ellos”, prosigue. “Creo que lo intensifica todo. Y el hecho de que James estuviera haciendo una película que gira en torno a los personajes lo convertía en un proyecto estupendo en el que trabajar”.

En Insidious Capítulo 2  observa Hershey, la trama ya está en marcha desde el primer momento, la situación ya está tensa y su personaje asume un papel más activo para resolver el misterio.

“Lorraine ya es parte de la pandilla, sobre todo cuando se une a Specs y Tucker en sus exploraciones de lo sobrenatural”, explica, refiriéndose a los dos cazafantasmas novatos de la historia. “En esta película, la muerte de Elise es un tema espinoso que afecta a todo el filme y está presente en cada escena. Todos adoraban a Elise. Era amiga de Lorraine. Y Carl, el psíquico, que es de mi pasado, también está relacionado con ella”.

El regreso de la medium
El regreso de la actriz de carácter Lin Shaye (“Algo pasa con Mary”, “Dos tontos muy tontos”) en el papel de la hipnotizadora y experta en temas sobrenaturales Elise Rainier podría suponer una sorpresa para los fans de “Insidious”, dado que su personaje era asesinado misteriosamente al final de la original.

“Durante la primera película, James no dejaba de darle vueltas sobre si matarme al final o no, porque quería poder contar conmigo si había una secuela”, recuerda Shaye. “Y entonces cayó en que, dado que estábamos haciendo una película de fantasmas, por supuesto que había una forma de hacerme volver a través de El Más Allá”.

Shaye proclama que no le sorprende el éxito de la primera película y que está encantada de poder volver en la segunda entrega.

“James estaba rindiendo homenaje al género –a Hitchcock y a algunos de los primeros thrillers de terror como “Poltergeist (Fenómenos extraños)”– en lo referente a la construcción de personajes y a la atmósfera”, comenta. “Y la primera entrega tenía un aspecto maravilloso. Te absorbía por completo”.

La actriz considera que el atractivo de la película derivaba en gran medida del hecho de que Wan era muy consciente del poder que tiene su capacidad de explotar los miedos básicos de la infancia.

“Hablaba de usar elementos muy humanos de consuelo que tenemos todos, nuestra familia, nuestro cuarto, nuestros hijos, nuestra puerta principal, nuestro piano… cosas que te producen alegría, y luego darles más o menos la vuelta”, explica Shaye. “Así que estaba claro desde el principio; sabíamos que iba a conseguir atrapar a la gente. Llegas a encariñarte un poco de la familia y te preocupas por ellos. De modo que consiguió lo que se propuso, y creo que esa es una de las razones por las que atrajo a todo el mundo”.

Shaye está convencida de que los espectadores encontrarán Insidious Capítulo 2 más escalofriante todavía que su predecesora, en parte por el deterioro del personaje de Wilson, Josh, convertido en un poseso capaz de asesinar.

“Es espeluznante, pero de una forma completamente distinta, y está todo conseguido gracias al trabajo de un actor de su calibre”, afirma. “Pero también es un factor importante el hecho de que se trate de personajes ya conocidos y queridos por los espectadores, de modo que llegan a la película estando ya de su parte”.

Shaye comenta que su personaje planteó algún reto interesante para Wan dado que, cuando la vemos en Insidious Capítulo 2  está residiendo fundamentalmente en El Más Allá. Shaye y el director mantuvieron varias conversaciones sobre cómo habría cambiado eso a Elise.

“Quieres seguir manteniendo los elementos que atrajeron a la gente de Elise, que son su humanidad y su pasión por lo que hace”, señala Shaye. “Se dedica a cuidar de los demás y está allí para ayudar a resolver los problemas que tienen los Lambert. Como se encuentra en El Más Allá, quería darle un toque de tristeza, pero también de placer por estar allí. A fin de cuentas, todos acabaremos muriendo tarde o temprano y terminaremos pasando por este lugar. Y esperamos que se mantenga cierta energía”.

Los cazafantasmas
Whannell, actor además de guionista, vuelve a interpretar a Specs, su personaje de “Insidious”, uno de los dos cazafantasmas que suelen ayudar a Elise. La otra mitad de esa pareja es Tucker, interpretado por Angus Sampson. Sampson conoce a los cineastas desde que estudiaban en la universidad, en Melbourne. Acabaron seleccionándolo para un anuncio promocional de un cortometraje que estaban preparando, y los tres han seguido siendo amigos desde entonces.

“Supongo que podría decirse que somos el alivio cómico, pero hay que mantener un equilibrio muy delicado”, sugiere Whannell sobre Specs y Tucker, que se hacen cargo del negocio de actividades paranormales de Elise tras la muerte de esta al final de la primera película.

Sampson se muestra de acuerdo: “James no quería que nuestros personajes fueran cómicos. Si llegan los dos y se asustan por lo mismo, puede resultar un poco aburrido. Los dos tienen que asustarse, compartir ese mismo destino, pero deben llegar allí de formas distintas”.

Para preparar sus papeles, Whannell y Sampson pasaron tiempo con un equipo de auténticos cazafantasmas cuyas salidas incluyeron una visita al Linda Vista Community Hospital, del barrio de Los Ángeles de Boyle Heights. El edificio, que sirve como uno de los exteriores más espeluznantes de la película, se ha ganado cierta fama en la comunidad de lo paranormal como auténtico hospital encantado.

Las pequeñas víctimas
Para el papel del hijo mayor de los Lambert, Dalton (que fue el tema principal de “Insidious”), los cineastas volvieron a contar con Ty Simpkins (“Iron Man 3”). Como suele pasar con los actores más jóvenes, había cierta preocupación sobre cuánto habrían crecido Simpkins y el actor que interpreta a su hermano pequeño, Andrew Astor (“Resacón en Las Vegas”), desde que rodaron “Insidious”.

“El hecho de que la historia continuara directamente donde se quedó la primera era complicado”, confiesa Wan. “Por suerte, a tan corta edad, todavía no habían cambiado demasiado”.

Wilson se muestra de acuerdo, bromeando: “Les añadimos un par de centímetros a sus pijamas y con eso estaban listos”.

Curiosamente, es la tercera vez que Simpkins hace de hijo de Wilson en una película (la primera vez fue en el alabado drama del director Todd Field de 2006 “Juegos secretos”). Para Simpkins, volver al papel después de tres años resultó sencillo por las sinceras emociones provocadas en el set.

“Me interpreto básicamente a mí mismo, pero con un pequeño giro”, comenta Simpkins. “Incluso cuando no estamos rodando y están por ahí los fantasmas, tengo un poco de miedo. Pero, cuando dicen ‘acción’, es cuando empieza a entrarme miedo de verdad. Así que no me cuesta mucho meterme en la piel del personaje”.

El nuevo psíquico
Uno de los nuevos personajes introducidos en Insidious Capítulo 2 es Carl Stanaway, un psíquico de voz suave y antiguo amigo y colega de Elise. Para ese papel, los cineastas eligieron a Steve Coulter (“Los juegos del hambre”), un actor y guionista de Atlanta que también coprotagoniza “Expediente Warren: The conjuring”.

“Carl es un semihéroe reticente”, opina Coulter sobre su personaje. “Tiene un don para comunicarse con los espíritus, pero no creo que le haga mucha gracia, la verdad. No quiere hacer nada de lo que hace. Incluso la primera vez que establece contacto con los espíritus, la cosa no sale muy bien. Así que no se siente muy seguro. Sus habilidades son como una especie de maldición para él”.

Carl utiliza sus habilidades psíquicas para comunicarse con Elise en El Más Allá y ayudar a Josh, que se encuentra en plena lucha con el demonio que intenta poseerlo. Su principal medio de conectar con el mundo de los espíritus es un juego de dados de marfil con letras, que lleva en una bolsita de cuero.

“Básicamente, formula preguntas y recibe respuestas a través de los dados”, explica Coulter. “Es su única habilidad. Es lo único que se le da bien”.

Los demonios
Aunque el misterioso demonio de cara roja de la primera entrega (interpretado por el compositor de “Insidious” Joseph Bishara) no hace acto de presencia en Insidious Capítulo 2  sí que tenemos una visita del personaje conocido como “Demonio de pelo largo”, el demonio que acecha a la pequeña Cali, interpretado una vez más por el actor J. LaRose.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here