Compartir

La serie House of Cards, capitaneada por Kevin Spacey, representa la producción de intriga política más interesante de toda la temporada. La historia gira en torno a Frank Underwood, quien es Secretario de Estado y, desde el primer episodio, orquesta una estrategia de ascenso en el poder con el fin último de desbancar al actual presidente de los Estados Unidos.

Con un hábil acierto en mostrar el entretejido empresarial, político y periodístico de Washintong, House of Cards es profundamente interesante. Kevin Spacey borda un papel que además traspasa la frontera del séptimo arte hablando directamente al espectador para explicar cuales son sus propósitos tras cada acción, algo de agradecer en ciertas partes de la trama, donde la complejidad de los tejemanejes de este veterano político confunden incluso a los propios espectadores, pese a que disfrutan de todos los puntos de vista narrativos.

La segunda temporada es de las más esperadas en el año 2014 y ya anuncia importantes novedades, destacando principalmente la participación de Jodie Foster, en principio como directora de algún capítulo. Foster ha participado como realizadora en varias series de televisión previamente e incluso en el cine, donde destacó su película El Castor, con Mel Gibson como protagonista.

Con un profundo sentido del realismo y exponente importante del cine independiente, será interesante lo que esta profesional puede hacer principalmente en la relación entre la esposa de Frank y éste.

En cuanto al elenco de protagonistas, se unen dos nuevos fichajes, Sam Page (conocido por su papel en Mad Men) y Molly Parker (participante en la serie Deadwood). Además el actor que interpreta al Presidente de los Estados Unidos, Michael Gill, ha recibido calificación de fijo, por lo que será visto en prácticamente todos los episodios de la segunda temporada de House of Cards, que ya ha comenzado a grabarse.

Fuente imagen: House of Cards en Facebook

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here