Compartir

Joseph Cedar nos propone con Footnote (Pie de página)* uno de sus films más notables, gracias a una presentación-rivalidad entre padre e hijo enmarcada en el mundo universitario israelí. Shkolnik padre es un estudioso del talmud con un gran rigor científico aunque por desgracia, o más bien por obstáculos interpuestos voluntariamente, nunca ha sido reconocido su trabajo. Shkolnik hijo, sin embargo, sí ha obtenido un gran reconocimiento a nivel internacional y nacional, por encima de su padre, pese a que su objeto de estudio es la misma materia.

Cuando el padre es informado de que ha ganado el Premio Israel, su vida pasa de amarga a dulce y su seriedad presenta atisbos de sonrisas, incluso parece que la relación con su hijo comienza a mejorar. Pero todo se trastoca cuando el hijo es comunicado por los responsables del Premio de que es él quien lo ha ganado y que la llamada a su padre fue un lamentable malentendido.

Con sentido realista de la narración y atisbos de comedia francesa, Joseph Cedar crea con una historia cotidiana y muy familiar (los principales personajes además de padre e hijo son el resto de la familia, esposa, madre, hijos…). El mensaje podría interpretarse en varios sentidos. Por un lado como crítica hacia el mundo universitario, rígido y a veces incongruente. Por otro lado el vuelco israelí hacia unos estudios concretos aparece aquí expuesto como una obsesión casi enfermiza. Pero, por descontado, son los lazos familiares los más criticados y analizados, en varias generaciones de hecho.

Shkolnik hijo ve cómo las circunstancias que le rodean le van transformando en lo que más odio, su padre, al que comienza a comprender justo en el momento en que más discutiría con él. Shkolnik padre es el que mejor sale parado de la función, pese a mostrar la personalidad más vilipendiada. Odiado por su mujer, repudiado por su hijo y desconcertante para sus nietos, el veterano filólogo demuestra al espectador que realmente es más profesional que los profesionales premiados y se siente abrumado por la situación, a la vez que alerta cual gacela que nota en el viento el aroma de la caza, siendo ella la presa.

La narración es original, como un conjunto de diapositivas con explicaciones, o más bien notas a pie de página, que explican hechos pasados del padre, la infancia del hijo, las situaciones personales de cada uno… De hecho es tan original que se debería haber extrapolado al resto de personajes, en lugar de centrarse sólo en estos dos que, al abarcar casi todo el metraje, presentan una personalidad tan compleja y defectuosa como adictiva y entrañable. Al fin y al cabo, lo que más se demuestra con Footnote (Pie de página) es que todos somos humanos.

En el lado negativo pondríamos las subtramas, totalmente dejadas de lado y sin ninguna resolución, por no hablar de cambios en la narración algo bruscos. El enfrentamiento entre filólogos en una habitación absurdamente reducida recuerda a la famosa escena del camarote de los Hermanos Marx, pero no es resuelta ni de lejos con tanta calidad y se pasa de la comedia cínica al drama verbal con demasiada contundencia, para luego traicionarse a sí misma con una escena tan contradictoria como incongruente.

Al final, todo hijo y todo padre se pregunta, “¿qué habría hecho yo?” Como hijo, ¿habría denostado a mi padre o sacrificaría por él mi carrera? Como padre, ¿me tragaría el orgullo pese a la información obtenida o dejaría vivir a mi hijo con la sensación de haber hecho lo correcto?

O quizás, como se dice en la película, se valore que sólo es un premio y, al día siguiente, la nota sigue.

* Nota a pie de página: Nota a pie de página es el título del film en referencia a una nota de pie de página que resulta el reconocimiento más famoso que el padre, orgullosamente, ha recibido en su vida.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here