Compartir
Sangre y Tinieblas: El vínculo – Reseña

Verónica Garrido nos trae una novela de vampiros con mucho romance y algo de erotismo, enfocado principalmente a un público juvenil.

En Sangre y Tinieblas: El vínculo, una joven adinerada de nombre Merie y prometida con un prometedor abogado conoce una noche a James, un seductor turista inversor que quiere comprarles una casa de verano que no utilizan.

El flechazo entre ambos es inmediato, aunque como se intuye desde la primera página, el joven y pálido personaje será un poderoso vampiro del que Merie no podrá evitar caer enamorada.

La obra de Garrido provoca sentimientos encontrados. Ciertamente el género de vampiros es tan atractivo entre el público juvenil como criticado entre el sector más conservador de la narrativa contemporánea. A esto ha hecho mucho daño la extensión de la saga Crepúsculo, que provoca en todas las obras del género una inevitable comparación.

Con un estilo más ligero que otras obras demasiado farragosas y adaptado a la época del siglo XIX, la escritora consigue trasladarnos fielmente a los grises años de un Londres triste y peligroso. La descripción de vestimentas, lugares y comportamiento de los personajes ayuda a esta traslación temporal.

La actitud de Merie, que escribe en primera persona es, como la de casi todos los personajes, algo predecible, inocente y simplista. El aura de romance y las reacciones ante las evidentes muestras vampíricas del protagonista son demasiado toscas, algo que de nuevo es debatible por la literatura actual. Quizás una obra de vampiros hace diez años de este nivel habría resultado sorprendente, pero hoy en día lo hace repetitivo… hasta que llegan los últimos capítulos.

Hemos hablado de una sensación de contrastes en Sangre y Tinieblas: El vínculo y es que su inicial lectura no nos prometía demasiadas sorpresas. Sin embargo, los últimos capítulos son toda una revelación. La autora es capaz de tirar por tierra toda idea romántica que perfumase el libro y acoplarle un nivel de violencia, crueldad y drama como pocos escritores se atreven a realizar. Tanto, que se pone en duda hasta cualquier teoría anteriormente planteada como predecible. La acción, la tensión y las situaciones que se desarrollan durante el último día de esta historia son sublimes. Ciertamente conforman una solución favorable al desarrollo de la trama, pero es igualmente impredecible cómo se desarrollan los acontecimientos.

Lo mejor: La autora desarrolla escenas de acción con una violencia y una solvencia sorprendentes. La historia en su conjunto invita a seguir leyendo cada vez más.

Lo peor: Las primeras páginas son predecibles y repetitivas respecto a otras novelas del género.

Agradecimientos: Gracias a Verónica Garrido y a la Editorial SeLeer por facilitarnos la novela con la que poder hacer la reseña.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here