Compartir
Cortometraje Fuga

El cortometraje Fuga engancha desde el primero de sus 16 minutos, con una desgarradora imagen, inentendible, confusa y sobrecogedora.

Mediante lo que intuimos es un flashback, vemos la secuencia de créditos en la que una joven (Sara) llega al Conservatorio de Música de Santa Cecilia, llevada por su madre y donde no sabemos qué le aguarda. Contar más de la trama sería desvelar detalles importantes que, a priori, no lo parecen tanto.

Cortometraje Fuga

Por esa razón preferimos destacar el trabajo gráfico y sonoro del cortometraje que Juan Antonio Espigares y su equipo han realizado durante los últimos tres años.

Una razón lógica que no sabremos hasta el final del film nos muestra un mundo en constante creación. Los personajes aparecen desdibujados, así como los objetos, según la perspectiva de cada protagonista. Estos personajes, los que cada vez actúan en primera persona, los vemos de una forma totalmente nítida, con una animación aplicada que no tiene nada que envidiar a las superproducciones que disfrutamos en los cines últimamente. Cabello, vestuario, maquillaje, cuerpo… todo tiene un detalle minucioso y un acabado de estilo animado pero realista.

Cortometraje Fuga

El contorno (paisaje, edificios, personajes de alrededor) está más desdibujado de forma voluntaria, como trazados con lápices de varios grosores pero muy fuertes. Incluso algunos elementos sólo vemos que están ahí conforme nos acercamos y los personajes interactúan con ellos, como si se creasen de la nada ante nuestros ojos.

Pero el sonido no se queda atrás. Fuga no tiene diálogos, se basa en música ambiente y aplicada (estamos en un centro de música donde se escucha de forma constante instrumentos en pleno fervor). Y no es que sea una banda sonora al uso, sino que es el fondo a la que la forma se ha acoplado. El equipo de Fuga nos lo explica con más detalle:

Una vez finalizada y orquestada la composición musical, que hasta ese momento había sido interpretada únicamente a piano por el maestro Boscovich, se planificó la sesión de grabación con la Orquesta Filarmónica de Málaga, sin tan siquiera contar con un solo segundo de metraje realizado

En el eterno debate sobre la dualidad fondo-forma, existente desde la invención del cine, poca duda cabe que, en la producción de Fuga, la forma se ha basado en su totalidad en el fondo, pues sólo cuando el guion y la música estuvieron finalizados (entre ambos, fondo indiscutible del proyecto), comenzaron las tareas de diseño y animación.

Cortometraje Fuga

Esta animación, como hemos dicho de una calidad notable, incluye una combinación de infografía, técnicas tradicionales y rodaje con fotografía real.

El cortometraje ha recibido varios premios en distintas ceremonias y festivales, y continuará en 2013 mostrando sus capacidades a los críticos y a los espectadores que tengan el privilegio de disfrutarlo.

Nosotros agradecemos a todo el equipo del cortometraje de poder disfrutar de la historia de Fuga. Por cierto, que no hemos podido desengranaros más detalladamente el argumento, pero os dejamos con el tráiler para que tengáis una idea de lo que Fuga ofrece:

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here