Compartir

Los mercenarios 2 llegaba promocionalmente con la frase “Ahora es personal”. Tan contundente slogan venía acompañado de un elenco de auténtico lujo, que hace estremecer sólo con nombrarlo Jason Statham, Sylvester Stallone, Terry Crews, Jet Li, Dolph Lundgren,… que repiten papeles en esta segunda entrega. Además Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger también aparecían, no sólo compartiendo muchos más minutos en pantalla, sino que también son protagonistas de la acción en secuencias de tiroteos principalmente. Como principal novedad, tipos del nivel de Jean-Claude Van Damme y Chuck Norris explotaban el “aún más increíble” que parecía acompañar a esta producción.

Y lo cierto es que a nivel de espectacularidad el film es sublime. Los tiroteos, explosiones e incursiones en territorio enemigo son más numerosas y destructivas. La temprana marcha de Jet Li por argumento reduce sensiblemente las peleas cuerpo a cuerpo, aunque la espera de la batalla final entre Stallone y Van Damme vale la pena.

Hay que recordar que, si bien la dirección recae esta vez en Simon West, Stallone sigue colaborando en el guión, que aparece sutilmente algo más dramático, no sólo en su trama principal, sino en los diálogos entre personajes. Tampoco exageremos, ni llevemos a error, si Los Mercenarios tenía unos 10 minutos de diálogo, Los Mercenarios 2 tiene unos 12’30 minutos… No os vayáis a pensar que estamos ante un drama independiente. Todo lo contrario.

De hecho, la nostalgia por el cine de acción de los 80 y los 90 sigue más patente que nunca. Las “perlas” en frases chulescas llegan a cotas nunca antes alcanzadas y el resto están muy en sintonía con la línea argumental. Stallone soltando un “descansa en… pedazos” al enemigo, Van Damme haciendo muecas y gritando “uuuh, ¿me vas a hacer daño”, Stallone de nuevo asegurando de forma sentenciosa “no voy a hacerte daño… ¡voy a quitarte la vida!”. Arnold y Bruce intercambiando papeles conmemorativos de Terminator y Jungla de Cristal, respectivamente… Las 2 horas de película son todo un constante alarde en frases varoniles y llenas de testosterona.

Esto intensifica a su vez el humor aplicado en las escenas de acción, donde curiosamente Lundgren y Crews son quienes más cantidad y calidad de este tipo de secuencias nos ofrecen. Incluso el propio Norris se saca de la manga uno de sus chistes típicos de Internet.

A nivel de fotografía y escenario, en esta ocasión pasamos de un paraíso caribeño a las duras y frías estepas de Europa del Este, con bosques hivernando y pueblos en ruinas. Gracias a este “realismo europeo”, la acción se vuelve bastante más brutal, sangrienta y explosiva. Es por ello que los “chistes” son mejor recibidos e incluso se permite cierta libertad creativa en el guión, como los sendos rescates imposibles protagonizados por Chuck Norris y Arnold Schwarzenegger cada uno.

La película es una interminable sucesión de secuencias de acción, de modo que en el futuro para definir las películas de este género la gente dirá “sí, como Los Mercenarios 2… de ese tipo”.

Un film de culto, sobre todo para los más nostálgicos de los Héroes de acción de los 90 y los fans de cualquiera de estos iconos masculinos. No brillará por sus interpretaciones, ni por su guión enrevesado, ni siquiera por la dirección, pero no hay ninguna película en la Historia con mayor número de tiroteos, de explosiones y de pesos pesados de la interpretación como “Los Mercenarios 2”.

Valoración: 9/10

Lo mejor: Los increíbles actores, la calidad de las escenas de acción y las frases de acción… insuperables!

Lo peor: Demasiado dramatismo innecesario y resolución de obstáculos algo irreal (y somos conscientes del tipo de película que es).

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here