Compartir

James Nava ha demostrado con sus obras dos características personales que ha sabido trasladar con maestría a sus novelas. Por un lado, su experiencia militar y en el servicio de Inteligencia de Estados Unidos, que le aporta conocimientos incomparables para explicar misiones de protección de agentes con la mayor fidelidad que ningún otro escritor hubiese podido imaginar.

Por otro lado, el autor demuestra un gran amor por la naturaleza, y en “El Agente Protegido” es quizás donde más palpable se nota esta circunstancia. En esta obra, conocemos a David Crow, un ex agente de la CIA sobre el que pesa una “fatwa” o persecución sagrada por parte de terroristas musulmanes. Con el fin de preservar su seguridad, la CIA lo manda a una cabaña en las montañas donde trabaja de incógnito como vaquero en un rancho cercano.

Quienes disfruten de la flora y fauna de esta zona, o de forma general, de bosques salvajes y de llanuras extensas, van a saborear cada línea de “El agente protegido”. Se describen con detalle todos los rincones geográficos de las Montañas Rocosas, y además en distintas épocas del año, desde los calurosos veranos hasta los incluso peligrosos inviernos. Ambos aportando distinto tipo de belleza al entorno.

Los animales también están muy presentes, sobre todo los lobos, quienes alcanzan una sintonía incluso fantástica con el protagonista, que puede ver a través de los ojos de uno de ellos durante sus sueños.

Encontraremos bellas narraciones sobre caballos, incluso será descrita en todo detalle la tensión de un verdadero rodeo. Águilas, osos, pumas… nuestros personajes se encontrarán con todo tipo de amigos y obstáculos, pero nunca veremos un enfrentamiento directo con los animales, sino que actúan como elementos del paisaje.

A veces hay que ahuyentarlos, cierto, pero nunca suponen una grave amenaza.

Quienes aportan la tensión al suspense son los yihadistas, terroristas que se han desplegado entre bases de la montaña y agentes infiltrados en el propio rancho. No os desvelamos nada, pero sí podemos afirmaros que una vez comienza la persecución de Crow, el espionaje y la acción inundan las páginas hasta transportarnos a verdaderas acciones antiterroristas, con helicópteros Predator, tiroteos a tres bandas, huidas galopantes a caballo, intentos de asesinato silenciosos, infiltración, secuestro con rehenes y auténticas batallas campales en las montañas.

Los más impacientes quizás tengan que esperar un poco para que llegue este chute de adrenalina, pues la primera parte del libro se centra en la vida de nuestro protagonista como vaquero. Pero si te fascina la naturaleza disfrutarás tanto o más de las descripciones de los territorios y animales que pueblan la zona.

No obstante, para ambos tipos de lector la espera vale la pena. La acción antiterrorista es imparable y muy tensa, con enfrentamientos directos entre los personajes rivales, lo que incrementa la tensión y, desde luego, el entretenimiento de quien la lee.

Una obra corta para lo que nos tiene acostumbrados Nava, tras leer Tierra de sueños, pero muy intensa. Si te gusta el mundo de los vaqueros y las novelas de espionaje, “El Agente Protegido” debe figurar en tu biblioteca.

Lo mejor: La descripción de la flora y fauna del entorno western. Y una vez comienza la acción, todo! Persecuciones, tiroteos, estrategias militares…

Lo peor: Que algunos impacientes no saboreen la belleza de la primera parte del libro, más ligada a la vida del protagonista como vaquero.

Si te ha gustado, no te pierdas:

Tierra de sueños:
Tim Braddock procedía de una familia humilde de Texas y Samantha Davis de una familia acomodada de Minnesota. Él corría como el viento y ella patinaba de forma sublime. De su esfuerzo personal crearon algo único. Sus destinos nunca se hubieran cruzado, pero una terrible tragedia los unió. Ambos se habían enfrentado a todos los desafíos; sin embargo, la peor de las amenazas caería sobre sus vidas de una forma inevitable, cambiándolo todo para siempre.

En un tiempo en el que los símbolos lo eran todo para millones de personas, ellos se convirtieron en héroes. No buscaban riqueza, sólo la gloria olímpica y saborear el triunfo, desafiando sus propios límites, pero los acontecimientos les abocaron a una situación de vida o muerte, en la diana de un objetivo terrorista. En un lugar en el que los sueños lo eran todo, sus aliados surgieron donde menos los esperaban.

Agradecimientos: Gracias a Sniper Books por facilitarnos la novela con la que poder hacer la reseña. Os recomendamos además la Web Oficial de James Nava y su Página en Facebook, para que podáis estar al día de todas sus novedades.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here