Compartir



Crítica: Años 70. Época dorada de la música disco. Los iconos culturales que marcaban el carácter de los jóvenes eran Bruce Lee, las cadenas de oro y las camisetas de seda con cuello ancho, imprescindibles para conseguir un buen ligue. “Fiebre del sábado noche” no se limitó a adaptar estos iconos, sino que creó a la mayoría de ellos y fue a raíz del estreno de la película cuando las tiendas se abarrotaron de trajes de poliéster blanco, cuando las pistas de discoteca vibraron más intensamente y cuando la juventud norteamericana se dejó contagiar por el carácter superficial y chulesco que John Travolta puso a su personaje.

“Fiebre del sábado noche” es la historia de Toni Manero (John Travolta), un joven neoyorquino cuyas principales preocupaciones están centradas en el fin de semana: que ropa llevará, con qué chicas ligará y, por encima de todo, si será capaz de bailar tan bien como para convertirse en el “rey de la pista”. Mientras tanto los problemas vocacionales de su hermano mayor y la sensatez de una recién conocida compañera de baile –Karen L. Gorney en el papel de Stephanie- comienzan a hacerle pensar en un futuro más allá de la pista de baile. De esta manera, el protagonista evoluciona durante la película y, sin un principio se nos presenta chulo, prejuicioso e intolerante, pronto muestra su cara más amable y su patente fragilidad ante una realidad que no comprende, pero con la que debe convivir.

Pese a todo, el film mantiene el drama sociológico en un segundo plano y hace protagonista absoluto a la música disco. Aunque calificarlo como un musical puede resultar arriesgado, ya que obviamente no se canta en ningún momento y ninguno de los bailes afecta al desarrollo del argumento a excepción del que Toni y Stephanie se marcan en el Campeonato-, el ritmo disco inunda lentamente el espacio, contagiando a todos la “fiebre” de bailar y el deseo de olvidar todos los problemas y las responsabilidades que aguardan fuera de la discoteca.
La película trata de forma directa este modo de divertirse, unido a su vez con las drogas, el sexo, la violencia…. De hecho, trata temas tan profundos como el embarazo no deseado, las violaciones, el suicidio, etc. ¿Qué actualmente todos estos temas ya han sido utilizados mil y una veces?
Cierto, pero hace 30 años era una apuesta muy arriesgada para lanzar una película a la taquilla y esperar que la crítica no la hiciese pedazos. De hecho, era el peor momento para su estreno, ya que en 1977 la música disco estaba en decadencia y el film podría haber sido su definitiva sentencia de muerte. Por si fuera poco, el director John Badham, creador de la entrañable “Cortocircuito”, era por entonces casi un desconocido en el mundo del celuloide, así que no suponía un buen gancho promocional. Pero “Fiebre del sábado noche” contaba con dos ases en la manga: John Travolta y Denny Terrio. El primero a sus 23 años, era ídolo de miles de fans, gracias a su afamada carrera televisiva. Del segundo decir que se trataba ni más ni menos que del verdadero “rey de la pista disco” que, en su función de maestro de coreografía de Travolta, consiguió enseñarle sus movimientos y sus pasos para consagrarlo como un experto bailarín.


La fama de ambos fue sólo un pequeño empujón para una película que sorprendentemente agradó tanto a aficionados como a la crítica. La música disco volvió a renacer y la “fiebre” inundó ciudades como Nueva York, con sus discotecas estilo Studio 54, los trajes de poliéster blanco y los zapatos de plataforma.

INFORMACIÓN

Fecha de estreno internacional: 4 de Diciembre de 1977
Fecha de estreno en España: 1977
Director: John Badham
Actores: John Travolta, Karen Lynn Gorney

Enlaces: Página de fans en Facebook

MATERIAL AUDIOVISUAL

Tráiler internacional de Saturday night fever:

Tema “Night Fever” de Fiebre de Sábado Noche (Bee Gees):

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here