Compartir


Llega el máximo terror a las pantallas. Por fin “The Devil Inside” se estrena en la cartelera, asegurando todo un éxito entre los fans del género, con promesas en forma de posesiones, mitos religiosos terribles y un buen capazo de sustos que, aunque quizás se vean venir, no dejan por ello ser menos sorprendentes. El resto de films, thrillers, dramas y algún retazo de comedia, podrán satisfacer al resto del público que no caiga en la tentación de pasar miedo.

Devil Inside

The Devil Inside: En 1989, los servicios de emergencia recibieron una llamada al 911 de Maria Rossi (Suzan Crowley) confesando que había matado brutalmente a tres personas. 20 años después, su hija Isabel (Fernanda Andrade) trata de comprender la verdad de lo sucedido esa noche. Viaja al Hospital Centrino para criminales y enfermos mentales, donde su madre ha sido encerrada, para determinar si es una enferma mental o está poseída por demonios. Cuando se recluta a dos exorcistas jóvenes (Simon Quarterman y Evan Helmuth) para curar a su madre usando métodos poco convencionales que combinan la ciencia y la religión, se enfrentan cara a cara con el mal en estado puro en forma de cuatro poderosos demonios que poseen a María.

En 1989, los servicios de emergencia recibieron una llamada al 911 de Maria Rossi (Suzan Crowley) confesando que había matado brutalmente a tres personas. 20 años después, su hija Isabel (Fernanda Andrade) trata de comprender la verdad de lo sucedido esa noche. Viaja al Hospital Centrino para criminales y enfermos mentales, donde su madre ha sido encerrada, para determinar si es una enferma mental o está poseída por demonios. Cuando se recluta a dos exorcistas jóvenes (Simon Quarterman y Evan Helmuth) para curar a su madre usando métodos poco convencionales que combinan la ciencia y la religión, se enfrentan cara a cara con el mal en estado puro en forma de cuatro poderosos demonios que poseen a María.

Contraband

Contraband: Chris Faraday (Wahlberg) hace mucho tiempo que abandonó su vida como criminal, pero después de que su cuñado, Andy (Caleb Landry Jones), fracasara en un negocio de drogas del despiadado Tim Briggs (Giovanni Ribisi), Chris se ve obligado a saldar la deuda de Andy. Chris es un contrabandista legendario y rápidamente reúne a un equipo con la ayuda de su mejor amigo, Sebastian (Ben Foster), para una última vuelta a Panamá, con la esperanza de volver con millones de dólares en billetes falsos.

En una lucha contrarreloj, Chris debe utilizar sus habilidades para para lidiar con señores de la droga, policías y sicarios antes de que su esposa, Kate (Kate Beckinsale), y sus hijos se conviertan en sus objetivos.

Tan fuerte, tan cerca

Tan fuerte, tan cerca: Basada en la elogiada novela del mismo título, Tan fuerte, tan cerca cuenta la historia de la odisea de un chico joven que empieza con una pérdida desgarradora y termina con el poder curativo del auto-descubrimiento, con los trágicos sucesos del 11 de septiembre como telón de fondo.

Oskar Schell es un niño excepcional de once años: inventor aficionado, francófilo, y pacifista. Al encontrar una llave misteriosa, propiedad de su padre muerto en las Torres Gemelas el 11 de septiembre, emprende un viaje excepcional, una búsqueda urgente y secreta que le hace recorrer los barrios de Nueva York. Mientras Oskar deambula por la ciudad, encuentra un grupo variopinto de personas, todas supervivientes a su manera. Al final, la travesía de Oskar termina donde empezó, pero con el consuelo de la experiencia más humana: el amor.

Tenemos que hablar de Kevin

Tenemos que hablar de Kevin: Eva, una mujer satisfecha consigo misma, es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo e iluminador que trabaja en publicidad, decide, ya cerca de los cuarenta años y tras muchas dudas, tener un hijo. El producto de tan indecisa decisión será Kevin. Sin embargo, casi desde el comienzo, nada se parece a los inefables mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Para empezar, Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad y la está convirtiendo a ella en el mero contenedor del hijo por nacer, privándola de placeres tan apreciados por Eva como el sexo, la gimnasia o el vino. Cuando Kevin tiene 15 años, hace algo irracional e imperdonable a los ojos de toda la comunidad. Eva se enfrenta con sus propios sentimientos de pena y responsabilidad, tras las acciones de Kevin. ¿Alguna vez ha amado ella a su hijo? ¿Y qué tanto de lo que Kevin hizo fue por culpa de Eva?

La montaña rusa

La montaña rusa: LA MONTAÑA RUSA es una comedia romántica sobre el sexo, el amor y sus muchas y complicadas combinaciones. Tres amiguitos de la infancia que vuelven a encontrarse muchos años después: una mujer y dos hombres. Un triángulo: en un vértice, el sexo; en otro, el amor; y en medio… nuestra protagonista hecha un lío.

“Hablando con sus amiguitas en el patio del colegio, Ada siente curiosidad por saber qué hacen los mayores en la cama que les gusta tanto. La mamá de una compañera ha explicado a su hija que hacer el amor es algo muy especial, y que sientes la mayor felicidad de tu vida. Pero Ada no puede creer que sea mejor que subir en la montaña rusa. Oyendo a mamá por la noche y montando con papá en la montaña rusa, su conclusión es la misma: aunque los dos gritan mucho, la montaña rusa es superior. Unos años más tarde, cuando le llega el momento de comprobarlo en persona, comienzan los problemas. Estas líneas son el origen de la película.” (Emilio Martínez-Lázaro – Director)

Mi hijo y yo

Mi hijo y yo: Nieto de una leyenda del rugby, hijo de una leyenda y él mismo una leyenda del rugby, Jo Canavaro cría solo a su hijo de 13 años, Tom, en un pueblecito del Tarn.

Para desgracia de Jo, Tom es tan bueno en matemáticas como inútil en el terreno de juego. Para un Canavaro, la leyenda no puede quedarse ahí, aunque haya que montar un equipo de rugby para Tom contra la voluntad de todo el pueblo y de la de su propio hijo…

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here