Compartir

Let the right one in - Crítica
Conocida en España como “Déjame Entrar”, “Let the right one in” se ha convertido en un fenómeno internacional, a modo descompasado. Si bien entre el sector cinematográfico, sobre todo dentro del género fantástico y, en cierta medida, independiente, el ritmo ha sido distinto y se ha valorado el film desde antes de su lanzamiento, en otros sectores más generales no ha sido hasta que Hollywood lo ha dado a reconocer y, de rebote, a su autor.

Pero en lugar de liar la cosa con flashbacks, empecemos por el argumento de la película: Oskar es un joven de 12 años cuya mayor afición es la de coleccionar noticias sobre asesinatos. Curioso hobbie, que es lógico que desarrolle en una triste Blackeberg (Estocolmo), y viviendo con una familia medio rota, con la histérica madre por un lado y el ausente padre por otro lado. Las cosas no van mejor en el colegio, donde unos chicos no paran de acosarle constantemente, sin que él vea cómo poner solución.

La salida a esta depresiva situación de Oskar se la proporciona una nueva vecina, que no tiene frío, que huele mal y que sólo ve de noche. Ella se llama Eli y, según sus propias palabras, tiene “12 años, más o menos”. Eli animará a Oskar a defenderse contra los de su clase y a plantar cara a sus enemigos. Pero “Déjame Entrar” no es un drama social, y lo que realmente impacta en la trama de la película es que tras la llegada de Eli unos misteriosos asesinatos comienzan a sucederse por la ciudad. Un hombre asegura entre sus amigos haber visto a un colega siendo devorado por una pequeña niña.

Let the right one in” es una creación de Tomas Alfredson (Suecia), cuyo reconocimiento a raíz de esta obra de arte cinematográfica no se ha hecho esperar desde que saliera a la luz en 2008. Las razones por las que es tan valorado el film, que en muchas críticas ha alcanzado la puntuación máxima, para algunos fans es la obra de culto del vampirismo y para los espectadores todo un soplo de aire fresco por su originalidad, son variadísimas y todas ellas con gran razón de ser.

Interpretativamente hablando, los pequeños actores representan magistralmente sus papeles. Kåre Hedebrant en el papel de Oskar transmite a la perfección su soledad e impotencia, si bien no deja que la fragilidad le domine, sin que por ello pierda la inocencia infantil. Por su parte, Lina Leandersson, como niña-vampiro hace olvidar al espectador desde su primera aparición que detrás de su interpretación hay una persona humana. En todas las escenas llena la cámara y hace aflorar la personalidad de Eli como si realmente no existiera una actriz tras el maquillaje y el vestuario.

Por si fuera poco, los momentos en que ambos se ponen delante de la cámara en un mismo escenario ya son totalmente inmejorables. Poseen una química, una compatibilidad y una magia que llega a través de la pantalla como sólo grandes estrellas saben hacer.


Aunque es más importante la trama, vamos a dejarla para más adelante y elogiaremos de momento la escenificación, con imagen degradada, fría y dura para mostrar una Suecia de principios de los 80 realmente decadente y depresiva. No evita todo ello, que la fotografía sea bellísima y cada escena una pequeña obra de arte que admirar.

Este realismo decadente y precioso al mismo tiempo, viene acompañado de un ritmo sonoro supremo, cuya combinación de ambos elementos forman lo que se ha hecho conocer como “poesía en movimiento”. Y es que “Déjame Entrar” es una película hermosa de ver, pero muy dura de comprender.

Ahora sí que vamos con la trama. “Let the right one in” está basada en la novela del mismo nombre de John Ajvide Lindqvist, natural de Suecia también, y valorado como uno de los mejores narradores de intriga, suspense y thriller de la actualidad. Tiene en su haber dos obras conocidas internacionalmente, ésta que se ha llevado a la gran pantalla y “Descansa en paz”, donde toca el género zombie.

La adaptación audiovisual ha sido arriesgada y provocadora. La lentitud del metraje no impide que los temas que se tocan provoquen reacciones en el espectador. Se habla de asesinatos, suicidios, sentimientos sexuales preadolescentes y esclavitud. Una película de tal calibre en los tiempos que corren es para quitarse el sombrero. El director ha tenido el valor no sólo de tratar estas temáticas y no obviarlas de la novela, sino que lo ha hecho directamente, nada de escenas en la sombra ni diálogos sobre lo sucedido. El espectador verá cómo la niña mata, cómo la decadente sociedad se suicida y cómo una reciente vida se resquebraja por la incompatibilidad de sus padres.


Pero “Déjame Entrar” no es triste, al menos narrativamente hablando. Tampoco es un romance pseudo-fantástico para adolescentes. Se trata, para los más puristas, de un thriller romántico basado en el género vampírico.

En el film podremos ver cómo todos los estereotipos sobre los vampiros son aplicados. La luz solar los mata, necesitan sangre para sobrevivir, deben ser invitados antes de poder entrar a un domicilio, etc. Pero no por ello se cae en lo cutre o repetitivo. Estos carices son representados con total naturalidad. Y, junto a ellos, el romance entre los protagonistas crece imparablemente. Oskar ve en Eli una luz en medio de la deprimida vida a la que le han sometido la familia y el colegio. Además representa su primer amor y la explotación de esos primeros sentimientos íntimos. Eli ve en Oskar una vía de escape a su solitaria existencia y alguien que le podría ser útil para sobrevivir. Pero junto a esos sentimientos de necesidad, también surge el cariño y el amor por esa personita de 12 años que se desvive por ella.


Ahora bien, ¿es realmente tan buena como dicen “Déjame Entrar”? Pues cinematográficamente hablando sí lo es. Se ha convertido en un ejemplo a seguir dentro del género y ya es obra de culto entre todos los fans, por ser la primera. No obstante, en 2010 se realizó el estreno de su remake “Let me in” por parte de Hollywood. Y curiosamente, consideran que es una mejor adaptación de la novela que la original sueca. No hay que negar, que si “Déjame Entrar” ha alcanzado la fama y el éxito en cuanto a distribución actual es gracias a que el remake norteamericano la ha dado a conocer. Pero también es cierto que su calidad ya fue premiada en diversas ocasiones desde antes de su estreno, por lo que la crítica y los seguidores del cine fantástico y de terror ya la conocían y valoraban de antemano.

Y, por encima de ambas, está la novela, no nos olvidemos. Una obra que fue muy elogiada desde su lanzamiento, pero que gracias a estas dos películas ha sido totalmente encumbrada y su autor reconocido mundialmente ya no sólo por el público afín a la literatura, sino por todo el sector cinematográfico también. El hecho de que Stephen King considere “Let me in” la mejor película de terror de 2010, hace que inevitablemente vayamos a fijarnos en qué autor puede haber creado una novela, cuya adaptación haya sido tan bien valorada por el maestro del terror literario.

Volviendo al primer film, “Déjame Entrar” está totalmente recomendada para los amantes del género fantástico y sobre todo de las historias de vampiros. Los amantes del terror más violento puede que vean sus esperanzas frustradas, así como los “goremaníacos”. Hay sangre y se ve muy explícitamente, pero cada gota de color rojizo oscuro es tan elegante como el resto del film. Y, por si acaso, abstenerse los padres de niños de 12 años que se interesen por los sucesos de las noticias. Sólo, por si acaso, tampoco les dejéis salir con amigas de noche.

Valoración: 10/10

Lo mejor: La mezcla de belleza con terror conforman el mejor thriller romántico-fantástico de 2008 y lo sitúa por encima de la mayoría. Las dos escenas internacionalmente aplaudidas. Si veis el film, no pestañéis ni cuando Eli entra sin invitación a casa de Oskar ni en la escena final de la piscina.

Lo peor: La lentitud del film puede aburrir a los espectadores más ávidos de acción y el realismo del metraje puede echar atrás a los adolescentes más interesados en otro tipo de películas vampíricas.


Tweet

Fotos originales en: Página Oficial de Let the Right One In en Facebook así como de otras páginas fans del film

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here