Compartir

Los fantasmas de mis exnovias - Crítica
Connor es un Casanova empedernido. Ha ido cosechando éxitos entre féminas hasta alcanzar un prestigio irresistible para cualquier, a pesar de que todas han terminado sufriendo un desenamoramiento doloroso y rápido.

Llega el fin de semana en el que su hermano James va a casarse, aprovechando la casa de su tío, un ídolo para Connor que ha hecho de padre y mentor. Una vez allí, la actitud chulesca y antiamorosa de Connor precipita la llegada de tres fantasmas, el del pasado, el del presente y el del futuro, que le mostrarán las consecuencias de su forma de actuar con las mujeres e intentarán explicarle el motivo de su forma de ser, desde su primer desengaño amoroso, hasta una nueva vida en la que quizás pueda volver a darle una oportunidad al amor.

Es, como deja claro su argumento, el cuento de navidad trasladado a un nuevo entorno ajeno al de la historia original. Ya se hizo con Bill Murray y “Los fantasmas atacan al jefe”, en clave de comedia, mientras aquí se hace en tono de comedia romántica. Una película algo más sensiblera a las que el actor protagonista, Matthew McConaughey, nos tiene acostumbrados.

El film, sin ninguna sorpresa, cuenta con algunos atractivos, como es la recreación del pasado, sobre todo la juventud y adolescencia de Connor, con correctos efectos especiales y de maquillaje, junto a la colaboración de Michael Douglas en su papel de juerguista y gamberro flirteador nato. El resto de actores se mantienen en su papel secundario, sin ahondar en la personalidad de ninguno de ellos, ni siquiera el del amor de toda la vida de Connor, la dulce y algo esquiva Jenny Perotti (Jennifer Garner).

Con moraleja incluida, que ya se expone desde la primera toma, la película entretiene, pues no aspira a nada más que a eso, y hace reír en contadas ocasiones, sin dejarse llevar por la fácil comedia de enredo, sino aprovechando en todo lo posible la aventura con los fantasmas.

Aunque con algunas lagunas en el guión (qué hace de fantasma una mortal aún viva, qué motiva al tío galán a hacer de guía en el amor, etc.), el argumento es bastante cerrado y actúa rápidamente, como de mecha veloz hacia una dinamita amorosa que endulzará al espectador más romántico, sin llegar a indigestar a aquellos que prefieran decantarse por el tono cómico.

Se echa en falta una mayor cantidad de gags que podrían hacer más llevadero el ritmo, pues va desde comedia hasta romance, precipitándose casi sin vuelta atrás hacia el drama. También se podría haber aprovechado el evento del casamiento para un clímax más equilibrado y lógico. No obstante, se agradece que el director, Mark Waters, no haya caído en la lágrima fácil y construya una historia que hace gala del cuento de Navidad (con cameo incluido) y que puede motivar a seguir explotando la historia en otras situaciones y entornos.

Puntuación: 6,5/10

Alternativas: La citada “Los fantasmas atacan al jefe” es la mejor interpretación de Cuento de Navidad, aunque para dejarse llevar por el encanto original, nada como ver la nueva adaptación animada con James Carrey como principal protagonista. En cuestión de Romance, hay toda una categoría completa de títulos románticos para todos los gustos en Estrenos Cinema. Si bien, la película revelación relacionada con bodas y en clave de comedia es “Resacón en Las Vegas“.

Tweet

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here