Compartir

La Proposición

Una intolerante jefa puede ser deportada a su país de origen (Canadá) si no soluciona sus problemas con el visado. Lo que se le ocurre es casarse con su ayudante, a quien le ha hecho la vida imposible por sus exigencias laborales. Para consumar el acto, acudirán un fin de semana a la casa familiar de él, en Alaska, donde conocerá a su futura e imprevisible familia.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here